Category Archives: Delitos Salud Pública

Abogado penal madrid: drogas y estupefacientes

Abogado penal Madrid: ¿Qué sustancias se consideran drogas ilegales?

Nuestro Código Penal contempla de forma clara el delito de tráfico de drogas en su articulado, pero es necesario definir qué se considera exactamente como una droga tóxica, estupefaciente o sustancia psicotrópica.

Para hacerlo, en primer lugar tendremos que tener en cuenta la definición realizada por la Organización Mundial de la Salud que considera droga a “cualquier sustancia terapéutica o no, que introducida en el organismo por cualquier mecanismo (ingestión, inhalación, administración intramuscular o intravenosa, etc.) es capaz de actuar sobre el sistema nervioso central del consumidor provocando un cambio en su comportamiento, ya sea una alteración física o intelectual, una experimentación de nuevas sensaciones o una modificación de su estado psíquico.”

Además, encontramos una serie de características comunes en todo tipo de drogas:

  • Dependencia psíquica: necesidad imperiosa de seguir consumiendo la sustancia.
  • Nivel de tolerancia: deseo de aumentar la dosis progresivamente para conseguir los mismos resultados.
  • Dependencia física: el organismo depende de dicha sustancia para evitar el síndrome de abstinencia.

En nuestra legislación se ha limitado la definición a las drogas que se consideren ilegales dejando de lado otro tipo de sustancias que podrían considerarse como drogas pero cuya aceptación es generalizada, como el caso del alcohol.

Por ello, para contar con una lista clara de sustancias que puedan considerarse drogas ilegales, deberemos tener en cuenta los listados internacionales así como las normas administrativas y sanitarias de carácter interno españolas.

Ejemplos de drogas ilegales:

  • Cannabis
  • Opio
  • Coca
  • Heroína
  • Metadona
  • Morfina

Respecto a los estupefacientes y las sustancias psicotrópicas, deberemos tener en cuenta lo señalado en la Convención Única de 1961 sobre Estupefacientes y el Convenio sobre sustancias psicotrópicas de 1971 respectivamente.

Los delitos de drogas conllevan una serie de penas de más o menos gravedad. Si se ha visto involucrado en este tipo de delito ponemos a su disposición un abogado penal en Madrid para asumir la defensa de su caso.

Contacte con nosotros para más información.

 

Abogado penal Madrid para delitos de tráfico de drogas

Abogado penal Madrid: delito de tráfico de drogas

Somos abogados penalistas en Madrid, habituados a representar a nuestros clientes en procesos judiciales en el ámbito penal. El tráfico de drogas es uno de los delitos más habituales.

El delito de tráfico de drogas y narcotráfico se encuentra penado por la legislación española, y en concreto aparece en el Código Penal, en el que se especifica que cometerán dicho delito quiénes:

“Los que ejecuten actos de cultivo, elaboración o tráfico, o de otro modo promuevan, favorezcan o faciliten el consumo ilegal de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas, o las posean con aquellos fines, serán castigados con las penas de prisión de tres a seis años y multa del tanto al triplo del valor de la droga objeto del delito si se tratare de sustancias o productos que causen grave daño a la salud, y de prisión de uno a tres años y multa del tanto al duplo en los demás casos.

A pesar de que el articulado establece una serie de penas mínimas y máximas es posible que se impongan penas en grado inferior si se considera que el hecho es de escasa importancia.

Existen eso sí, una serie de agravantes que de concurrir, impedirán que se apliquen las penas menores.

Agravantes en las penas por tráfico de drogas:

Cuando concurra alguna de estas circunstancias, estaríamos hablando de agravantes:

1.ª El culpable fuere autoridad, funcionario público, facultativo, trabajador social, docente o educador y obrase en el ejercicio de su cargo, profesión u oficio.

2.ª El culpable participare en otras actividades organizadas o cuya ejecución se vea facilitada por la comisión del delito.

3.ª Los hechos fueren realizados en establecimientos abiertos al público por los responsables o empleados de los mismos.

4.ª Las sustancias a que se refiere el artículo anterior se faciliten a menores de 18 años, a disminuidos psíquicos o a personas sometidas a tratamiento de deshabituación o rehabilitación.

5.ª Fuere de notoria importancia la cantidad de las citadas sustancias objeto de las conductas a que se refiere el artículo anterior.

Si se demuestra la existencia de alguno o varios de estos agravantes, las penas impuestas serán aquellas superiores en grado de entre las señaladas en el Código Penal. En cuanto a la multa, esta será del cuádruplo.

Se trata de un delito de carácter grave por lo que es necesario contar con un abogado penalista experimentado para proporcionar la mejor defensa del caso.
Granda & Asociados, abogados penalistas de Madrid pondrán a su disposición un abogado penal en Madrid para llevar a cabo todo el asesoramiento legal que necesite y la mejor defensa para su caso.

Abogados penalistas Madrid para delitos de tráfico de drogas

Abogados penalistas Madrid: El delito de tráfico de drogas

El delito de tráfico de drogas aparece reflejado en el Código Penal, más concretamente en el artículo 367, que lo define como:

“Los que ejecuten actos de cultivo, elaboración o tráfico, o de otro modo promuevan, favorezcan o faciliten el consumo ilegal de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas, o las posean con aquellos fines, serán castigados con las penas de prisión de tres a seis años y multa del tanto al triplo del valor de la droga objeto del delito si se tratare de sustancias o productos que causen grave daño a la salud, y de prisión de uno a tres años y multa del tanto al duplo en los demás casos.”

Pero ¿qué se entiende por drogas tóxicas o estupefacientes?

Para saber qué sustancias entrarían dentro de esta definición, se debe tener en cuenta la definición de la Organización Mundial de la Salud, para la que una droga es “cualquier sustancia terapéutica o no, que, introducida en el organismo por cualquier mecanismo es capaz de actuar sobre el sistema nervioso centra del consumidor provocando un cambio en su comportamiento, ya sea una alteración física o intelectual, una experimentación de nuevas sensaciones o una modificación de su estado psíquico”

En común tienen las drogas:

  • Generan dependencia psíquica, es decir, la necesidad de seguir consumiendo
  • Necesidad de aumentar la dosis paulatinamente para conservar los efectos
  • Dependencia física de los efectos de la sustancia

Los ejemplo más comunes de estas sustancias serían: cannabis, cocaína, heroína, metadona, morfina…

Penas por delito de tráfico de drogas

Las penas por delitos relacionados con el tráfico de drogas pueden variar en función de algunas circunstancias.

Por tráfico de drogas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas la pena podrá variar entre 3 y 6 años de prisión y multa del triplo del valor de la droga.

Relativo a las penas, los tribunales pueden imponer la pena inferior en grado o bien la superior, si concurren una serie de agravantes.

¿Qué se consideran agravantes en el delito de tráfico de drogas?

  • Cuando el culpable fuere autoridad, funcionario público, facultativo, trabajador social, docente o educador y obrase en el ejercicio de su cargo, profesión u oficio.
  • Cuando el culpable participare en otras actividades organizadas o cuya ejecución se vea facilitada por la comisión del delito.
  • Cuando los hechos fueren realizados en establecimientos abiertos al público por los responsables o empleados de los mismos.
  • Cuando las sustancias a que se refiere el artículo anterior se faciliten a menores de 18 años, a disminuidos psíquicos o a personas sometidas a tratamiento de deshabituación o rehabilitación.
  • Cuando fuere de notoria importancia la cantidad de las citadas sustancias objeto de las conductas a que se refiere el artículo anterior.
  • Cuando las referidas sustancias se adulteren, manipulen o mezclen entre sí o con otras, incrementando el posible daño a la salud.
  • Cuando las conductas descritas en el artículo anterior tengan lugar en centros docentes, en centros, establecimientos o unidades militares, en establecimientos penitenciarios o en centros de deshabituación o rehabilitación, o en sus proximidades.
  • Cuando el culpable empleare violencia o exhibiere o hiciese uso de armas para cometer el hecho.
  • Cuando el sujeto que cometiera el delito es forma parte de una organización delictiva, la pena a la que se arriesga es de 9 a 12 años en caso de tratarse de un delito grave, más multa del cuadruplo del valor de la droga. En los demás casos de 4 años a seis meses y 10 años.

Si usted, o alguien cercano, se ha visto involucrado en un delito de tráfico de drogas, es fundamental que cuente con el asesoramiento legal de un abogado penal especializado.

En Granda Abogados ponemos a su disposición a abogados penalistas en Madrid que podrán ofrecerle toda la asistencia legal que precise.

Asistencia al detenido en Madrid

Asistencia al detenido en Madrid

La asistencia al detenido es uno de los servicios más demandado a los abogados penalistas ya que en este tipo de situaciones es fundamental obtener una asistencia legal rápida y eficaz. Granda Abogados Penalistas Madrid le ofrece su servicio de Asistencia al detenido.

La asistencia al detenido por parte de su abogado se realiza directamente en las dependencias policiales y judiciales, y, gracias a ella, se puede garantizar que todas las diligencias que se lleven a cabo desde el mismo momento de la detención hasta las siguientes, se hagan respetando la legislación vigente, algo que se encargará de supervisar un abogado penal experto.

Granda Abogados Penalistas en Madrid pueden ofrecerle asistencia al detenido garantizando así que se acuda con diligencia donde nuestro cliente nos demande en defensa de sus intereses.

Tras la modificación del Código Penal del año 2015 se produjeron una serie de cambios en el articulado que buscaban otorgar aún mayores garantías legales a los detenidos, de forma que se facilitase la asistencia al detenido en todas las fases.

Entre otras modificaciones destacamos aquella que permite que el detenido pueda reunirse con su letrado directamente en las dependencias de la Policía o Guardia Civil donde se encuentre. Si se daba el supuesto de que el abogado penalista no podía desplazarse rápidamente hasta las mismas, se le deben facilitar los medios para que detenido y abogado se entrevisten aunque sea a distancia.

DERECHOS DE LOS DETENIDOS

Los detenidos cuentan con una serie de derechos que desde Granda Abogados Penalistas Madrid creemos es importante conocer:

  • Derecho a ser informado por escrito y en un lenguaje sencillo y comprensible acerca de las causas que motivaron su detención y qué delitos se le atribuyen.
  • Derecho a guardar silencio y contestar solo a las preguntas que desee
  • Derecho a no declararse culpable y a no declarar contra si mismo.
  • Derecho a designar libremente al abogado que le vaya a representar y que este le asista tanto presencialmente como a distancia, si no puede trasladarse en un plazo corto de tiempo.
  • Derecho a comunicarse con un familiar o persona de confianza para informarle de su situación de detención así como su ubicación exacta.

Si usted o una persona cercana ha sido detenida, es muy importante contar con asesoramiento legal inmediato que garantice el respeto de todos los derechos que asisten al detenido así como la defensa de sus intereses.

Nuestros abogados penalistas de Madrid podrán asistirle de forma inmediata y ofrecerle el mejor servicio de defensa legal, haciéndonos cargo de su caso desde el principio y acompañándole durante todo el proceso.

 

Abogados penales Madrid para la asistencia en juicios rapidos

Abogados Penales Madrid: Características de los Juicios rápidos

Desde Abogados Penales Madrid (Granda & Asociados) le explicamos en qué consiste un juicio rápido, procedimiento judicial sobre el que seguramente habrá oído hablar en innumerables ocasiones.

Los juicios rápidos son procedimientos judiciales de índole penal en los que se juzgan todo tipo de delitos, con la única condición de que la pena que acarrease el mismo, no superase los cinco años de prisión.

Los juicios rápidos se inician a partir de la presentación de un atestado policial. Además, es posible que también se haya llevado a cabo la detención de la persona que va a ser juzgada, o, en caso contrario, habrá sido ya citada para que comparezca ante el Juzgado de Guardia que corresponda.
Abogados penales Madrid le recuerda que uno de nuestros servicios como abogados penalistas especializados es el de Asistencia al detenido, en dependencias policiales o judiciales. Si usted o alguna persona cercana se ve en esa situación, no dude en solicitar nuestra asistencia y asesoramiento legal
Además del atestado policial y la detención, o bien citación para juicio, se habrán de dar otra serie de circunstancias, para que pueda iniciarse este procedimiento de juicio rápido. Dichas circunstancias son las siguientes:

  • Que se esté cometiendo un delito flagrante. Esto significa que la persona acusada de cometerlo es sorprendida mientras llevaba a cabo la actuación constitutiva de delito.
  • El delito por el que se acuse al enjuiciado será alguno de los que se especifican:
    – Delito de hurto
    – Delito de robo
    – Delito contra la Seguridad Vial
    – Delito de daños producidos contra una propiedad ajena
    – Delito contra la Salud Pública como por ejemplo aquellos relacionados con el tráfico de drogas, tanto cultivo y elaboración como posesión o venta.
    – Delito de coacciones, amenazas, violencia de todo tipo habitual contra alguna de las personas expresamente señaladas en el Código Penal, tales como su cónyuge o pareja, descendientes o ascendientes.
    – Delitos cuyo proceso tanto de instrucción como de investigación se presupondrá que van a ser sencillos.

La instrucción de este tipo de delitos es competencia del Juzgado de Instrucción que corresponda. En los casos de Violencia de género, el órgano competente será el Juzgado de Violencia sobre la Mujer.
Un acusado que reconoce la comisión del delito del que se le acusa puede ver reducida la pena que le corresponda en un tercio. Para que esta reducción pueda llevarse a cabo la pena de prisión que correspondería para el tipo de delito del que se le acusa, no deberá exceder en ningún caso los tres años.
Para otro tipo de penas, no de prisión, esta no deberá superar los 10 años.

Si usted o una persona cercana se enfrentan a un juicio rápido es importante contar con la asistencia de un abogado penalista experto. Granda y Asociados, Abogados Penales Madrid, le proporcionan todo el asesoramiento y representación legal necesarios, en defensa de sus intereses.
Confíe en abogados penales experimentados, como los que encontrará en nuestro despacho de Madrid.

Abogados penales Madrid: Delitos contra la Salud Pública (II)

Las penas establecidas para los delitos contra la salud pública variarán en función de la naturaleza del delito, su gravedad, situación de la persona que comete el delito (en el tema de inhabilitaciones)

Penas para delitos contra la salud pública relacionados con el comercio

Elaboración, despacho, suministro o comercio de sustancias nocivas para la salud y productos químicos: las penas de prisión pueden oscilar entre los seis meses a tres años con una multa de seis a doce meses e inhabilitación especial para profesión o industria de seis meses a dos años para aquellos casos en los que la sustancia se elabore o comercialice sin los debidos permisos y de una multa de seis a doce meses e inhabilitación para la profesión u oficio de seis meses a dos años para aquellos casos en los que aunque se contase con la debida autorización, no se respetasen las normas y reglamentos correspondientes.

La fabricación, importación o exportación, suministro, intermediación, comercialización, ofrecimiento o almacenamiento de medicamentos, tanto de uso humano como para uso veterinario, sin la preceptiva autorización o bien estando el estado de los mismos caducado o deteriorado será penado con prisión de seis meses a tres años, multa de seis a doce meses y una inhabilitación especial para la profesión u oficio de seis meses a tres años.
Si existe una adulteración de medicamentos, imitación o simulación, será considerado como agravante.

Si estas acciones son llevadas a cabo por farmacéuticos o técnicos de laboratorio o se considere que revisten especial gravedad, la inhabilitación podrá aumentarse en su duración.

Adulteración, producción, distribución o comercialización de alimentos que puedan constituir un peligro para quiénes los consuman. En este caso se castiga con pena de prisión de uno a cuatro años, multa de seis a doce meses e inhabilitación para la profesión, oficio, industria o comercio de tres a seis años de duración. Esta inhabilitación podrá verse incrementada de seis a diez años cuando el condenado fuera propietario o responsable de producción de una fábrica de productos alimenticios.

La distribución o comercialización de animales, o productos derivados de estos que hayan sido tratados con sustancias nocivas para la salud podrá ser penada con las mismas penas impuestas para los alimentos.
Envenenamiento o adulteración de aguas o alimentos con sustancias infecciosas o nocivas para la salud: penas de prisión de entre dos a seis años.

En cualquiera de los casos mencionados, además de las penas que se impongan a los responsables, el juez podrá ordenar el cierre de la fábrica, laboratorio o local por un periodo de hasta cinco años, o, si los hechos se consideran de extrema gravedad, incluso de manera definitiva.
Asimismo, la inhabilitación podrá ser absoluta cuando el autor del delito ostentase la condición de autoridad o agente del puesto.

En todos aquellos delitos contra la salud pública cometido por imprudencia, se aplicarán las mismas penas que correspondan al tipo de delito pero en grado inferior, ya que se considerará de menor gravedad.

Abogados penales Madrid: Delitos contra la Salud Pública (I)

En nuestro despacho de Abogados penalistas Madrid encontrará abogados especializados en delitos contra la salud pública.

Los delitos contra la salud pública vienen perfectamente especificados en el Código Penal, más concretamente entre los artículos 359 a 378.
El Código Penal contempla no solo la definición de este tipo de delitos sino también las penas impuestas por la comisión de los mismos así como los posibles agravantes y atenuantes para ellas.

Todo este tipo de delitos podemos englobarlos en dos tipos básicos, en los que se pueden clasificar todos ellos: Los delitos contra la salud pública relacionados con el comercio y los delitos contra la salud pública relacionados con drogas, estupefacientes y/o sustancias psicotrópicas.

DELITOS CONTRA LA SALUD PÚBLICA RELACIONADOS CON EL COMERCIO

Concretamente, este tipo de delitos se regulan en los artículos 359 a 367 del Código Penal.

Este tipo de delitos engloban todos aquellos actos relacionados con la elaboración, fabricación, importación o exportación, intermediación, almacenamiento, ofrecimiento, comercialización, despacho o suministro de: sustancias nocivas para la salud, productos químicos, medicamentos (para uso humano o veterinario), alimentos… para los que se no posea la preceptiva autorización administrativa, o bien se realice sin seguir las normas correspondientes. También para aquellos casos en que estos productos estén caducados o se encuentren adulterados.

Otros delitos contra la salud pública que quedarían englobados en esta categoría serían aquellos relacionados con el envenenamiento o adulteración de alimentos o agua con sustancias infecciosas o gravemente nocivas para la salud.
También se considera delito la puesta en circulación de animales, o productos derivados de estos, que hayan sido tratados con sustancias que puedan perjudicar la salud de las personas.

DELITOS CONTRA LA SALUD PÚBLICA RELACIONADOS CON DROGAS, ESTUPEFACIENTES Y/O SUSTANCIAS PSICOTRÓPICAS

Se trata de delitos que son contemplados en el Código Penal, concretamente entre los artículos 368 y 378.

Se trata de aquellos delitos en los que se “ejecuten actos de cultivo, elaboración o tráfico, o de otro modo promuevan, favorezcan o faciliten el consumo ilegal de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas, o las posean con aquellos fines”

Las penas impuestas a los autores de este tipo de delitos variarán en función de la naturaleza del delito, su gravedad, y la existencia o no de agravantes o atenuantes.

Si se ve inmerso en un proceso judicial relacionado con un delito contra la salud pública, es importante que cuente con un abogado en salud pública, especializado en la defensa ante este tipo de delitos. Nuestros abogados penalistas Madrid podrán ofrecerle todo el asesoramiento profesional en defensa de sus derechos.