Cómo resolver un caso de derecho penal

Lo primero y más importante a la hora de resolver un caso práctico de cualquier disciplina y en esto no es especial el Derecho civil, es leer y releer el relato fáctico del caso tantas veces como sea necesario. Empezar a escribir antes no implica tener las ideas claras, ni mucho menos redactarlas correctamente. Seguir un iter lógico a la hora de plantear un razonamiento es fundamental no sólo para la resolución de un caso práctico, sino también para los demás escritos que tengáis que hacer a lo largo de vuestra carrera profesional.

Una vez hemos leído el caso con la suficiente atención, hemos detectado las cuestiones problemáticas del caso —aconsejo anotarlas en una hoja en sucio para que no pasemos por alto la resolución de ninguna controversia— y hemos estructurado nuestra solución del caso en cuestiones de forma y de fondo, empezamos a seguir pasos específicos..

Material necesario:

  1. Código Penal ( o el que corresponda), Consititución Española de 1978.
  2. La jurisprudencia sobre casos similares que usted conozca o que su profesor le haya explicado ( la cátedra).
  3. Doctrina.- consistente en los temas jurídicos del caso (manual y lecturas complementarias)

Caso Penal:

Datos

  1. Problemas jurídicos del caso.
  2. Autoría y demás participantes en el delito ( cómplices, encubridores…)
  3. Analizar si hubo acción. Si esa acción típica es antijurídica. (Primero saber si hay delito)
  4. Si es culpable del injusto.
  5. Si es punible.
  6. Si no hubo acción debe decir que causa que la excluye. Si es atípica explicarlo.
  7. Examinar las causas de exención de la responsabilidad Criminal. Ver si hay circunstancias agravantes o atenuantes de la responsabilidad criminal.
  8. En caso que proceda, la pena aplicable ( si se hubiera estudiado).

Recuerde que un caso práctico no tiene una solución única. Hay otras posibles soluciones, tantas como puntos de vista. Habrá un punto de vista positivista, normativista, causalista, finalista…según la teoría del delito que apliquemos. Lo importante es fundamentarlo y argumentarlo.

Es importante estar atentos al vocabulario técnico-jurídico que utilicemos. No se debe escribiré en un lenguaje coloquial sino en lenguaje jurídico. También nos ayudara anotar los datos relevantes del caso a mido de esquema.

 

No dude en ponerse en contacto con nuestro despacho de abogados penalistas en Madrid

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *