Tag Archives: Abuso sexual

Abogados penalistas para abuso sexual en Madrid

Delitos de abusos, agresión sexual y violación

Contemplado por el Capitulo I “De las agresiones sexuales” del Título VIII “Delitos contra la libertad e indemnidad sexuales”, el delito de agresión sexual, cuya denuncia suele ser muy escasa, conoció una incrementación de casos perseguidos ante los tribunales gracias a un movimiento internacional de liberación de la palabra en cuanto al acoso, abuso y a la agresión sexual, fomentado por la quiebra de la omertà –ley del silencio- de la industria cinematográfica.

Vulneración de la libertad sexual de una persona, a saber la libre disposición de una persona de su cuerpo y el libre ejercicio de su sexualidad, el delito de agresión sexual es previsto por los artículos 178 y siguientes del Código penal, y se considera el grado más alto de los delitos sexuales, a causa del uso de la fuerza por parte del acusado.

El tipo básico del delito se castiga con una pena de prisión de uno a cinco años. Cabe destacar que el delito de agresión sexual se define como la obligación impuesta a una persona de implicarse en conductas de naturaleza sexual en contra de su voluntad.

El uso de la fuerza, que puede ser mediante violencia o intimidación, es clave en la tipificación de los hechos como “agresión” sexual, tal como el contacto entre el reo y su víctima. Así, no se podrá calificar de agresión sexual el mero hecho por parte de obligar una persona a mirar una conducta sexual, o, al contrario, por mirar las partes íntimas de una persona sin que ella se dé cuenta o de manera oculta (voyerismo) por ejemplo.

Si la agresión sexual consiste en un acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal o en la introducción de miembros corporales u objetos por alguna de las dos primeras vías, se calificarán los hechos objeto del delito de violación, y se contemplará una pena de prisión de seis a doce años (artículo 179). La violación es el grado máximo de intensidad de ataque contra la libertad sexual, y causa daños tanto físicos que mentales a la víctima de mayor importancia.

Varios agravantes pueden ser mencionados, en caso, por ejemplo, de que la conducta sea particularmente degradante o vejatoria, si se utilizaron armas u objetos peligrosos susceptibles de causar la muerte o lesiones graves e irreversibles, o si los hechos fueron cometidos involucrando dos o más personas.

Asimismo, las circunstancias personales de la víctima y del autor serán tomadas en cuenta cuando el reo se prevalió de una relación de superioridad o parentesco, que fuera por naturaleza, adopción o afines, o cuando la víctima era especialmente vulnerable dado a su corta edad, a sus problemas de salud, a su discapacidad o a su situación. Estos tipos agravados del delito se castigan con una pena de prisión de cinco a diez años para las agresiones sexuales del artículo 178 y de doce a quince años de prisión para el delito de violación (artículo 180). Las penas se impondrán en su mitad superior si dos o más de esas circunstancias concurrieran.

En caso de que el contacto corporal sobre la víctima no esté consumido, se castigará la tentativa con una pena inferior en uno o dos grados. No obstante, parece relevante señalar que no hace falta que el reo llegue a la satisfacción erótica, el contacta será suficiente para tipificar el delito de agresión sexual.

El delito de agresión sexual y en su caso de violación es uno de los delitos más difícil de probar, las conductas soliendo desarrollarse en lugares ocultos y privados. Así, la sola declaración de la victima puede llegar a ser suficiente, si cumple con los requisitos de verosimilitud, para fallar una sentencia condenatoria (Sentencia n°898/2016 de la Sala 2ª de lo Penal del Tribunal Supremo, 30 de noviembre de 2016).

Casos reales vistos en la Audiencia Provincial:

  • Denuncia por el padre de unos supuestos hechos sobre dos de sus tres hijas menores (nueve y siete años en el momento de los hechos) por parte del padrastro (preso).

Las niñas solían vivir con su madre y el padrastro, hasta que un día, cuando el padre estaba jugando con sus hijas, la menor de las dos dijo que tenía un secreto relativo a su hermana mayor. Las dos confesaron que les tocaba el padrastro, que él les obligó a insertar su sexo en la boca, y que hasta llegó a insertar su dedo adentro de la mayor. El informe de los peritos dice que por la forma del himen de la niña no se puede decir si hubo penetración digital, ya que es muy flexible. La declaración de la niña mayor es considera como probablemente verdadera y la de la menor como imposible de calificar a verosimilitud por falta de detalles. La madre niega todo, y dice que sus hijas son las que intentan ver cosas que no deberían (una les pilló teniendo sexo y llamó a sus hermanas para que vean también), y que es normal en un piso de 34metros cuadrados con una sola habitación (para las niñas) que en verano coincidan con el padrastro en calzoncillos. Dice que sus hijas, sobre todo la mayor, le tienen envidia y manipulan a la gente, y que las hijas dijeron todo esto porque su padre les prometió comprarles un móvil. Resalta un detalle extraño: el padre grabó cuando su niña le contó por primera vez los hechos. Dice que fue porque sabía que iba a necesitar pruebas. Las niñas comentaron que la madre les había dicho que si estropearan su relación con su novio, les “mataría”, y que por ese miedo no dijeron nada durante meses. En las declaraciones grabadas de las niñas, si es cierto que la mayor cuenta con mucho más detalles lo que le pasó cuando la menor suele referirse a lo que hicieron a su hermana. La relación de la ex pareja parece caótica, tuvieron problemas para el pago de la pensión alimentaria (no pagaba el padre), pero el juez paró a la madre y le dijo que esto no tenía que ver con este juicio.

 

 

Abogado abusos sexuales en Madrid

Abogado abusos sexuales Madrid

Una difícil situación a superar con menores afectados.

El primer paso es denunciar. Llevar al menor o menores a un centro de salud u hospital para que les haga un examen médico exhaustivo. El informe médico se lo darán al padre o la madre que acompañe al menor y otro se enviará por el Hospital directamente al Juzgado y dará comienzo el procedimiento.

Deben guardarse prendas de ropa del menor, ropa de cama o casa, objetos que puedan ser una prueba u obtenerse de ello y ponerlo en conocimiento de la policía.

Es muy importante comenzar el menor afectado una terapia psicológica que durante todo el procedimiento y posteriormente le ayudará a superar lo sucedido.

Durante la fase de instrucción tanto la defensa, el fiscal como la acusación particular presentarán pruebas de su interés para la resolución del caso. Puede durar años esta fase que finalizará bien con un auto de sobreseimiento por lo que el caso se archivará o con el Auto de apertura de juicio oral y el escrito de calificación del Ministerio Fiscal, el escrito de acusación que realizará el abogado de la víctima o abogado del menor del que presuntamente se ha abusado o agredido sexualmente. En este escrito se describen los hechos, se solicitan las pruebas de las que se van a valer en juicio y se solicita la pena y la indemnización por los daños producido al menor o a la menor.

El abogado defensor presentará su escrito de defensa y posteriormente se notificará a las partes la fecha de juicio oral.

El testimonio verosímil de la víctima es suficiente para condenar, pero es conveniente tener otras pruebas para asegurar esa condena y que no nos sorprenda un sobreseimiento, por lo que desde el inicio debemos contar con la ayuda de un buen abogado penalista que nos oriente y nos guíe los pasos, ocupándose de todo el tema jurídico dirigiendo el caso.

Contemplado por los artículos 181 y siguientes del Código Penal, el abuso sexual se define como una conducta que atenta contra la libertad y la indemnidad sexuales de una persona, sin que medie consentimiento. Cabe mencionar que el abuso sexual se diferencia de la agresión sexual, en el sentido que no se usa violencia o intimidación para su comisión.

El abuso sexual puede producirse en varios ámbitos, tales como el trabajo o la familia, donde la promiscuidad, y las relaciones de jerarquía o superioridad rinden su comisión más probable.

La relación de parentesco (natural, adoptiva o afines) constituye un agravante, según el artículo 193, apartado 4.d, del Código penal, que se podrá ver castigado con una pena de prisión de cuatro a seis años en el caso de un abuso sexual a un menor de dieciséis años (actos de carácter sexual sin acceso carnal o introducción de miembros corporales u objetos). La pena podrá llegar a ser de diez a doce años cuando la conducta consiste en el acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal, o en la introducción de miembros corporales u objetos por alguna de las dos primeras vías, sobre un menor de dieciséis años.

Según el Consejo de Europa, el 85% de los casos de abusos sexuales sufridos por niños europeos se producen dentro del ámbito intrafamiliar, y la mayoría de ellos no son denunciados nunca. Sin embargo, cuando lo son, el núcleo familiar se ve confrontado a una tormenta, y se necesitan profesionales experimentados para acompañarles, que sean autores o víctimas.

Normalmente, se solicita por el abogado o abogada penalista de la menor o del menor una prueba preconstituida que consiste en la declaración judicial mediante videoconferencia consistiendo en una entrevista con una psicóloga especialista que es grabada y que evitará su asistencia a juicio con el trauma consiguiente que podría originar.

Después de la celebración de juicio y al obtener sentencia se puede presentar Recurso ante la Audiencia Provincial.

Confíen en nosotros para llevar su caso con la mayor profesionalidad. En caso de urgencia, pueden contactar el 609096503, y preguntar por un abogado especialista EN ABUSOS SEXUALES EN MADRID.

Abogados Derecho Penal Madrid - Abuso Sexual

Delito de abusos sexuales en Madrid

Granda Abogados Penalistas en Madrid está especializado tanto en la defensa como en la acusación ante casos de delitos de abusos sexuales.

 

La Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal define lo que se considera como un abuso sexual y no es otro que aquel acto que atenta contra la libertad sexual de una persona sin que medie violencia o intimidación (en cuyo caso hablaríamos de una agresión sexual) y sin que medie consentimiento.

Se considera asimismo abuso sexual no consentido los que se producen sobre personas privadas de sentido, o víctimas de un transtorno mental. También en aquellos casos en los que se ha anulado la voluntad de la víctima a través del uso de cualquier tipo de fármaco, droga o sustancia.

Las penas que se contemplan para este tipo de delitos oscilan entre el año y tres de prisión o bien una multa de 18 a 24 meses.

Las primeras horas tras producirse la denuncia por este delito son fundamentales para la defensa y la acusación particular.  Por ejemplo, es posible que la pena, si se ha reconocido el delito, se vea reducida en un tercio, si se hace este reconocimiento durante la primera declaración judicial.

En el caso de que el Juez acordase prisión provisional, nuestro principal objetivo será conseguir la libertad provisional lo antes posible.

Desde nuestro bufete de abogados le prestaremos toda la asistencia necesaria para la defensa de sus derechos ante un delito de abuso sexual.

También nos encargamos, en caso de ser necesario, de la Asistencia al Detenido, sea en dependencias policiales o judiciales.  Si se trata de un caso de urgencia, puede contactar con nosotros a través de nuestro móvil 609096503 solicitando la asistencia de un abogado especializado.

Ante delitos de tal gravedad como el de abuso sexual, confíe en abogados penalistas experimentados para llevar su caso.