Tag Archives: Delito de robo

Abogado de robos en Madrid

Abogado de robos en Madrid

Si necesita un abogado de robos en Madrid, en nuestro Bufete encontrará abogados penales en Madrid capacitados para ejercer la mejor defensa legal de su caso, garantizando que se respetan todos sus derechos y buscando la mejor resolución para el caso.

El llamado delito de robo con fuerza en las cosas es uno de los tipos de robo que figuran con tal en el Código Penal.

Este tipo de delito se define como aquella acción cometida por una persona con ánimo de lucro mediante la cual se apodera de bienes muebles ajenos utilizando la fuerza en las cosas para, o bien acceder hasta el lugar donde se encuentra dicho bien, o bien para abandonar el mismo.

El propio Código Penal establece qué tipo de actuaciones pueden considerarse como “fuerza de las cosas”, que son las siguientes:

  • Escalamiento: lo que implica la rotura de una pared, techo, suelo o bien de puertas y ventanas.
  • Rotura de armarios u otro tipo de muebles cerrados o sellados, forzando su cerradura o descubriendo sus claves de seguridad con el fin de sustraer el bien.
  • Usar llaves falsas para cometer el robo. Tienen también la consideración de llaves las tarjetas de tipo magnético o perforado.
  • Inutilización de los sistemas de alarma

Tras la última reforma del Código Penal de 2015 debemos tener en cuenta que también tiene consideración de robo con fuerza cuando esta se emplee mientras se abandona el lugar del robo, lo que supone una novedad.

El delito de robo con fuerza está penado con una pena de prisión que oscila entre uno y tres años.

Si además concurre algún agravante durante la comisión del mismo, las penas serán superiores que pueden rondar desde los dos a los cinco años.

Se considera agravante cuando los sustraído sea de un valor histórico, cultural, científico o artístico especial.

También se considera agravante cuando lo sustraido fuera un bien de primera necesidad o su sustracción produjera un grave quebranto.

Cometer el robo en una casa habitada o en un local o edificio abiertos al público también se considera agravante.

Si usted o alguien de su entorno se ha visto involucrado en este tipo de delito, nuestro abogado de robos de Madrid está capacitado para ejercer tanto la defensa como la acusación en este tipo

Abogados penales Madrid - Robo con fuerza en las cosas

Delito de robo con fuerza en las cosas

Nuestros abogados penales de Madrid deben afrontar en muchas ocasiones la defensa en casos de delitos de robos. Pero no todos los robos se producen en las mismas circunstancias, y por ello tenemos que atenernos a la diferenciación que en la legislación española se realiza,  más concretamente a través del Código Penal.

¿Cuántos tipos de robos existen?

El Código Penal contempla dos tipos distintos de robos: el robo con fuerza en las cosas y el robo con violencia o intimidación sobre las personas.

Antes de detallar las características del robo con fuerza sobre las cosas, es necesario aclarar que existe una distinción entre lo que se considera robo y lo que se considera hurto.

Se denomina robo con fuerza en las cosas a aquella acción cometida por una persona, con ánimo de lucro (es decir, de enriquecimiento) a través de la cual se apropia de bienes muebles que no son de su propiedad. Para hacerlo emplea la fuerza sobre las cosas para acceder o bien abandonar el lugar donde los bienes muebles robados se encontraban.

Hay que tener en cuenta por tanto que este tipo de delito debe reunir una serie de características para ser considerado como tal:

  • Para acceder o bien abandonar el lugar donde se encontraban los bienes robados, se emplea la fuerza.
  • Para que se considere empleada dicha fuerza, se ha debido llevar a cabo a través de alguna de estas acciones:

Rotura de paredes, techos o suelos o bien fractura de puertas o ventanas.

Escalamiento para acceder al lugar

Rotura de armarios, cajas, u otro tipo de muebles u objetos cerrados y sellados o bien el forzado de la cerradura de estos con el fin de acceder y sustraer el contenido de los mismos.

– Uso de llaves falsas para proceder a la apertura. Se consideran llaves además las tarjetas tipo magnética o perforada o aquellas cuyo sistema de apertura es a distancia.

Inutilización de los sistemas de alarma específicos.

A partir de la reforma del Código Penal del año 2015 también se incluye un nuevo elemento, como es el empleo de la fuerza para abandonar el lugar donde se encontraban los objetos.

¿Cuáles son las penas para un delito de robo con fuerza en las cosas?

Conforme al Código Penal, este tipo de robo se castiga con una pena de prisión de entre uno a tres años.

Hay que tener en cuenta que pueden existir agravantes que supondrían que las penas aplicadas serían mayores.

El Código Penal determina qué circunstancias pueden considerarse como agravantes:

Cuando se sustraigan cosas de valor artístico, histórico, cultural o científico.

Cuando se trate de bienes de primera necesidad o destinadas a un servicio público, siempre que la sustracción ocasionare un grave quebranto a éste o una situación de desabastecimiento.

Cuando revista especial gravedad, atendiendo al valor de los efectos sustraídos, o se produjeren perjuicios de especial consideración.

Cuando ponga a la víctima o a su familia en grave situación económica o se haya realizado abusando de las circunstancias personales de la víctima.

Cuando se utilice a menores de catorce años para la comisión del delito.

Cuando el robo se cometa en casa habitada, edificio o local abiertos al público o en cualquiera de sus dependencias.

 

Nuestros abogados penales en Madrid están preparados para afrontar la defensa de cualquier caso relacionado un delito de robo. Para ello, no dude en contactarnos y plantearnos los detalles de su caso con el fin de obtener asesoramiento legal cuanto antes.

 

Abogados penales Madrid para la asistencia en juicios rapidos

Abogados Penales Madrid: Características de los Juicios rápidos

Desde Abogados Penales Madrid (Granda & Asociados) le explicamos en qué consiste un juicio rápido, procedimiento judicial sobre el que seguramente habrá oído hablar en innumerables ocasiones.

Los juicios rápidos son procedimientos judiciales de índole penal en los que se juzgan todo tipo de delitos, con la única condición de que la pena que acarrease el mismo, no superase los cinco años de prisión.

Los juicios rápidos se inician a partir de la presentación de un atestado policial. Además, es posible que también se haya llevado a cabo la detención de la persona que va a ser juzgada, o, en caso contrario, habrá sido ya citada para que comparezca ante el Juzgado de Guardia que corresponda.
Abogados penales Madrid le recuerda que uno de nuestros servicios como abogados penalistas especializados es el de Asistencia al detenido, en dependencias policiales o judiciales. Si usted o alguna persona cercana se ve en esa situación, no dude en solicitar nuestra asistencia y asesoramiento legal
Además del atestado policial y la detención, o bien citación para juicio, se habrán de dar otra serie de circunstancias, para que pueda iniciarse este procedimiento de juicio rápido. Dichas circunstancias son las siguientes:

  • Que se esté cometiendo un delito flagrante. Esto significa que la persona acusada de cometerlo es sorprendida mientras llevaba a cabo la actuación constitutiva de delito.
  • El delito por el que se acuse al enjuiciado será alguno de los que se especifican:
    – Delito de hurto
    – Delito de robo
    – Delito contra la Seguridad Vial
    – Delito de daños producidos contra una propiedad ajena
    – Delito contra la Salud Pública como por ejemplo aquellos relacionados con el tráfico de drogas, tanto cultivo y elaboración como posesión o venta.
    – Delito de coacciones, amenazas, violencia de todo tipo habitual contra alguna de las personas expresamente señaladas en el Código Penal, tales como su cónyuge o pareja, descendientes o ascendientes.
    – Delitos cuyo proceso tanto de instrucción como de investigación se presupondrá que van a ser sencillos.

La instrucción de este tipo de delitos es competencia del Juzgado de Instrucción que corresponda. En los casos de Violencia de género, el órgano competente será el Juzgado de Violencia sobre la Mujer.
Un acusado que reconoce la comisión del delito del que se le acusa puede ver reducida la pena que le corresponda en un tercio. Para que esta reducción pueda llevarse a cabo la pena de prisión que correspondería para el tipo de delito del que se le acusa, no deberá exceder en ningún caso los tres años.
Para otro tipo de penas, no de prisión, esta no deberá superar los 10 años.

Si usted o una persona cercana se enfrentan a un juicio rápido es importante contar con la asistencia de un abogado penalista experto. Granda y Asociados, Abogados Penales Madrid, le proporcionan todo el asesoramiento y representación legal necesarios, en defensa de sus intereses.
Confíe en abogados penales experimentados, como los que encontrará en nuestro despacho de Madrid.

Abogados penalistas en Madrid para delitos de robo

Qué es un delito de robo

El delito de robo se considera un tipo de delito contra el Patrimonio y aparece tipificado en el Código Penal. La comisión de un delito de robo conlleva una pena de prisión que oscilará entre el año y los cinco años de cárcel en los casos más graves.

¿Qué es un delito de robo?

El Código Penal señala que el delito de robo es aquel en el que una persona, con ánimo de lucro, sustrae un bien sin el consentimiento de su propietario legítimo, empleando para ello la fuerza sobre las cosas, bien sea para acceder al lugar dónde se ubica el objeto sustraído, o para abandonarlo tras cometer el robo, o bien empleando la fuerza o intimidación sobre las personas.

¿Cuál es la pena para un delito de robo?

La pena habitual para un delito de robo con fuerza en las cosas ronda de un año hasta tres años.

Para ser considerado un robo con fuerza, se han de dar una de las circunstancias tipificadas en el Código Penal:

  • Escalamiento: Supone la entrada al lugar en el que encuentra el bien sustraído a través de una vía de acceso que no es la habitual (por ejemplo, una ventana)
  • Rotura de paredes, techos o suelos, o bien de ventanas y/o puertas.
  • La rotura de armarios, arcas, muebles u objetos cerrados, forzando sus cerraduras o utilizando sus claves para acceder a su contenido, independiente de que esto se produzca en el lugar del robo, o fuera del mismo.
  • Uso de llaves falsas (ganzúas, llaves perdidas o sustraídas del propietario, copias, llaves maestras, incluyendo las tarjetas magnéticas).
  • La inutilización de los sistemas de alarma o seguridad.

Existen una serie de agravantes para los robos con fuerza que, de producirse, pueden ampliar la pena de prisión, que sería de un mínimo de 2 años hasta un máximo de 5.

¿Cuales son los agravantes para los delitos de robo?

  • La sustracción de bienes de valor artístico, histórico, cultural o científico.
  • El robo de bienes de primera necesidad o destinadas a un servicio público, siempre que la sustracción ocasionare un grave quebranto a éste o una situación de desabastecimiento.
  • Cuando la sustracción revista especial gravedad, atendiendo al valor de los efectos sustraídos, o se produjeren perjuicios de especial consideración.
  • Cuando la comisión del robo ponga a la víctima o a su familia en grave situación económica o se haya realizado abusando de las circunstancias personales o una especial situación de desamparo de la víctima.
  • Cuando se utilice a menores de catorce años para la comisión de este delito.
  • Cuando el robo se cometa en una casa habitada, edificio o local abiertos al público o en cualquiera de sus dependencias.

Si se ve inmerso en un proceso judicial en el que se le acusa de cometer un delito robo o bien ha sido usted víctima de uno, es imprescindible que cuente con un asesoramiento legal experto, como la que encontrará en nuestro bufete de abogados penalistas de Madrid.

Contacte con nosotros para solicitar asesoramiento legal inmediato para la defensa de sus derechos.

Delito de hurto en Madrid

Qué es un delito de hurto

El delito de hurto es un tipo de delito incluido en los llamados “Delitos contra el patrimonio” y está tipificado como tal en el Código Penal español. La pena que conlleva este tipo de delito puede llegar hasta los 3 años.

 

¿Qué diferencia existe entre el robo y el hurto?

El delito de robo implica que se utilice o bien la fuerza en las cosas para acceder o abandonar el lugar del que se sustrae el bien o que se utilice fuerza o intimidación sobre las personas para realizar el robo.

El delito de hurto solo es la sustracción de un bien sin emplear para ello ningún tipo de fuerza o intimidación

¿Cómo se clasifican los delitos de hurto?

En función del valor del bien sustraído se clasifica en delito leve de hurto o delito de hurto. Si el valor de lo sustraído no alcanza los 400 euros, estaremos ante un caso de delito leve de hurto. Sin embargo, si este importe supera los 400 euros, nos encontraremos ante un caso de delito de hurto.

Delito de hurto

Se considera delito de hurto cuando la persona sustrae, sin consentimiento del propietario  legítimo, un bien cuyo valor supera los 400 euros. Este tipo de delitos, según el Código Penal se castigan con una pena de cárcel que oscilará entre los 6 y 18 meses de prisión.

Además, el Código Penal señala algunas causas que pueden considerarse agravantes, lo que implica que la pena puede verse aumentada si concurre alguna de dichas causas.

Posibles agravantes del delito de hurto

  • Sustraer bienes con valor artístico, histórico, cultural o científico.
  • Sustraer bienes de primera necesidad, y como consecuencia de la sustracción se cause una situación de desabastecimiento.
  • Sustraer de conducciones, cableados, equipos o piezas pertenecientes a infraestructuras de suministro eléctrico, de hidrocarburos o de los servicios de telecomunicaciones, o de otras componentes destinados a la prestación de servicios de interés general, causando un perjuicio en los mismos.
  • Sustraer productos agrarios o ganaderos, o los instrumentos o medios que se utilizan para su explotación, siempre que el delito cause un perjuicio grave a las infraestructuras agrarias o ganaderas.
  • Cuando a consecuencia de la sustracción se creen situaciones de especial gravedad, o se produjeran perjuicios de especial consideración.
  • Cuando se ponga a la víctima o a su familia en grave situación económica o se haya realizado abusando de sus circunstancias personales o de su situación de desamparo, o aprovechando la producción de un accidente o la existencia de un riesgo o peligro general para la comunidad que haya debilitado la defensa del ofendido o facilitado la comisión impune del delito.
  • Cuando el condenado hubiera sido condenado previamente por al menos tres delitos de los comprendidos en el mismo Titulo del Código Penal, siempre que sean de la misma naturaleza. No se tendrán en cuenta antecedentes cancelados.
  • Cuando para cometer el delito de hurto se utilice a menores de dieciséis años.
  • Cuando el culpable sea miembro de una organización o grupo criminal que se dedicare a la comisión de delitos comprendidos en el mismo Título del Código Penal, siempre que sean de la misma naturaleza.

Delito leve de hurto

Se considerará delito leve de hurto cuando la persona sustraiga un bien, sin el consentimiento de tu legítimo propietario, cuyo valor no supere los 400 euros.

El castigo para este tipo de delito será una pena que oscilará entre el mes y tres meses de multa.

Si se enfrenta a una acusación por delito de hurto le aconsejamos que se ponga cuanto antes en manos de un abogado penalista que pueda asesorarle y proporcionarle la mejor defensa legal.  Nuestros abogados de Madrid están especializados en Derecho Penal y capacitados para proporcionarle la mejor defensa posible. No dude en contactar con nosotros y comentarnos su caso.