Nos consultaron como expertos en Derecho Penal Internacional en el caso de JUANA RIVAS, la mujer que salió de Italia llevándose a sus dos hijos y regresando a su país España. A los cuatro meses aproximadamente de estar en España presentó denuncia de malos tratos contra el padre de sus hijos. Fue requerida por un juez de Granada para que entregara a sus hijos al padre, dado que este, en su ausencia, inició un procedimiento civil de guarda y custodia dándole la misma un juez italiano.

La denuncia siguió sus trámites desde España, pero al tener que enviar en italiano documentos que debían ser traducidos esto se demoró durante muchos meses que hizo que al concederle la custodia al padre, le pudiese reclamar a los menores sin que se le hubiera ni siquiera citado para que declarase por esos presuntos malos tratos denunciados por Juana en España.

Esto fue correcto, se podía denunciar en España pero poco práctico, al encontrase con el obstáculo de tener que traducir todo al italiano y además de requerir desde España a Italia todas las pruebas necesarias.

Habría sido más practico y quizás se podría haber evitado lo que le ocurrió a Juana Rivas si hubiera denunciado antes de salir de Italia al padre de sus hijos por el presunto delito de violencia de género. Esto es solo una opinión.

El caso es que debió comparecer cuando fue citada para declarar por un presunto delito de secuestro internacional de menores, aunque lo hizo posteriormente de forma voluntaria. Es aconsejable personarse siempre para poder ejercer el derecho de defensa en cualquier procedimiento y no eludir a la Justicia en ningún caso puesto que eso hace que se agrave la situación y pueda tener pésimas consecuencias tales como una orden de busca y captura.

Ahora Juana deberá personarse en el procedimiento de GUARDA Y CUSTODIA iniciado por el padre de sus hijos en Italia para poder hacer valer sus derechos.

Lo aconsejable, antes de tomar una decisión de DIVORCIO o si se sufren MALOS TRATOS y más si hay hijos menores, es solicitar información a un abogado especialista en malos tratos o en divorcios, según el caso. Y así poder tomar la decisión correcta en cada momento.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *