Asistencia al detenido en Madrid

Asistencia al detenido en Madrid

La asistencia al detenido es uno de los servicios más demandado a los abogados penalistas ya que en este tipo de situaciones es fundamental obtener una asistencia legal rápida y eficaz. Granda Abogados Penalistas Madrid le ofrece su servicio de Asistencia al detenido.

La asistencia al detenido por parte de su abogado se realiza directamente en las dependencias policiales y judiciales, y, gracias a ella, se puede garantizar que todas las diligencias que se lleven a cabo desde el mismo momento de la detención hasta las siguientes, se hagan respetando la legislación vigente, algo que se encargará de supervisar un abogado penal experto.

Granda Abogados Penalistas en Madrid pueden ofrecerle asistencia al detenido garantizando así que se acuda con diligencia donde nuestro cliente nos demande en defensa de sus intereses.

Tras la modificación del Código Penal del año 2015 se produjeron una serie de cambios en el articulado que buscaban otorgar aún mayores garantías legales a los detenidos, de forma que se facilitase la asistencia al detenido en todas las fases.

Entre otras modificaciones destacamos aquella que permite que el detenido pueda reunirse con su letrado directamente en las dependencias de la Policía o Guardia Civil donde se encuentre. Si se daba el supuesto de que el abogado penalista no podía desplazarse rápidamente hasta las mismas, se le deben facilitar los medios para que detenido y abogado se entrevisten aunque sea a distancia.

DERECHOS DE LOS DETENIDOS

Los detenidos cuentan con una serie de derechos que desde Granda Abogados Penalistas Madrid creemos es importante conocer:

  • Derecho a ser informado por escrito y en un lenguaje sencillo y comprensible acerca de las causas que motivaron su detención y qué delitos se le atribuyen.
  • Derecho a guardar silencio y contestar solo a las preguntas que desee
  • Derecho a no declararse culpable y a no declarar contra si mismo.
  • Derecho a designar libremente al abogado que le vaya a representar y que este le asista tanto presencialmente como a distancia, si no puede trasladarse en un plazo corto de tiempo.
  • Derecho a comunicarse con un familiar o persona de confianza para informarle de su situación de detención así como su ubicación exacta.

Si usted o una persona cercana ha sido detenida, es muy importante contar con asesoramiento legal inmediato que garantice el respeto de todos los derechos que asisten al detenido así como la defensa de sus intereses.

Nuestros abogados penalistas de Madrid podrán asistirle de forma inmediata y ofrecerle el mejor servicio de defensa legal, haciéndonos cargo de su caso desde el principio y acompañándole durante todo el proceso.

 

Abogados penales Madrid para la asistencia en juicios rapidos

Abogados Penales Madrid: Características de los Juicios rápidos

Desde Abogados Penales Madrid (Granda & Asociados) le explicamos en qué consiste un juicio rápido, procedimiento judicial sobre el que seguramente habrá oído hablar en innumerables ocasiones.

Los juicios rápidos son procedimientos judiciales de índole penal en los que se juzgan todo tipo de delitos, con la única condición de que la pena que acarrease el mismo, no superase los cinco años de prisión.

Los juicios rápidos se inician a partir de la presentación de un atestado policial. Además, es posible que también se haya llevado a cabo la detención de la persona que va a ser juzgada, o, en caso contrario, habrá sido ya citada para que comparezca ante el Juzgado de Guardia que corresponda.
Abogados penales Madrid le recuerda que uno de nuestros servicios como abogados penalistas especializados es el de Asistencia al detenido, en dependencias policiales o judiciales. Si usted o alguna persona cercana se ve en esa situación, no dude en solicitar nuestra asistencia y asesoramiento legal
Además del atestado policial y la detención, o bien citación para juicio, se habrán de dar otra serie de circunstancias, para que pueda iniciarse este procedimiento de juicio rápido. Dichas circunstancias son las siguientes:

  • Que se esté cometiendo un delito flagrante. Esto significa que la persona acusada de cometerlo es sorprendida mientras llevaba a cabo la actuación constitutiva de delito.
  • El delito por el que se acuse al enjuiciado será alguno de los que se especifican:
    – Delito de hurto
    – Delito de robo
    – Delito contra la Seguridad Vial
    – Delito de daños producidos contra una propiedad ajena
    – Delito contra la Salud Pública como por ejemplo aquellos relacionados con el tráfico de drogas, tanto cultivo y elaboración como posesión o venta.
    – Delito de coacciones, amenazas, violencia de todo tipo habitual contra alguna de las personas expresamente señaladas en el Código Penal, tales como su cónyuge o pareja, descendientes o ascendientes.
    – Delitos cuyo proceso tanto de instrucción como de investigación se presupondrá que van a ser sencillos.

La instrucción de este tipo de delitos es competencia del Juzgado de Instrucción que corresponda. En los casos de Violencia de género, el órgano competente será el Juzgado de Violencia sobre la Mujer.
Un acusado que reconoce la comisión del delito del que se le acusa puede ver reducida la pena que le corresponda en un tercio. Para que esta reducción pueda llevarse a cabo la pena de prisión que correspondería para el tipo de delito del que se le acusa, no deberá exceder en ningún caso los tres años.
Para otro tipo de penas, no de prisión, esta no deberá superar los 10 años.

Si usted o una persona cercana se enfrentan a un juicio rápido es importante contar con la asistencia de un abogado penalista experto. Granda y Asociados, Abogados Penales Madrid, le proporcionan todo el asesoramiento y representación legal necesarios, en defensa de sus intereses.
Confíe en abogados penales experimentados, como los que encontrará en nuestro despacho de Madrid.

Abogados penales Madrid: Delitos contra la Salud Pública (II)

Las penas establecidas para los delitos contra la salud pública variarán en función de la naturaleza del delito, su gravedad, situación de la persona que comete el delito (en el tema de inhabilitaciones)

Penas para delitos contra la salud pública relacionados con el comercio

Elaboración, despacho, suministro o comercio de sustancias nocivas para la salud y productos químicos: las penas de prisión pueden oscilar entre los seis meses a tres años con una multa de seis a doce meses e inhabilitación especial para profesión o industria de seis meses a dos años para aquellos casos en los que la sustancia se elabore o comercialice sin los debidos permisos y de una multa de seis a doce meses e inhabilitación para la profesión u oficio de seis meses a dos años para aquellos casos en los que aunque se contase con la debida autorización, no se respetasen las normas y reglamentos correspondientes.

La fabricación, importación o exportación, suministro, intermediación, comercialización, ofrecimiento o almacenamiento de medicamentos, tanto de uso humano como para uso veterinario, sin la preceptiva autorización o bien estando el estado de los mismos caducado o deteriorado será penado con prisión de seis meses a tres años, multa de seis a doce meses y una inhabilitación especial para la profesión u oficio de seis meses a tres años.
Si existe una adulteración de medicamentos, imitación o simulación, será considerado como agravante.

Si estas acciones son llevadas a cabo por farmacéuticos o técnicos de laboratorio o se considere que revisten especial gravedad, la inhabilitación podrá aumentarse en su duración.

Adulteración, producción, distribución o comercialización de alimentos que puedan constituir un peligro para quiénes los consuman. En este caso se castiga con pena de prisión de uno a cuatro años, multa de seis a doce meses e inhabilitación para la profesión, oficio, industria o comercio de tres a seis años de duración. Esta inhabilitación podrá verse incrementada de seis a diez años cuando el condenado fuera propietario o responsable de producción de una fábrica de productos alimenticios.

La distribución o comercialización de animales, o productos derivados de estos que hayan sido tratados con sustancias nocivas para la salud podrá ser penada con las mismas penas impuestas para los alimentos.
Envenenamiento o adulteración de aguas o alimentos con sustancias infecciosas o nocivas para la salud: penas de prisión de entre dos a seis años.

En cualquiera de los casos mencionados, además de las penas que se impongan a los responsables, el juez podrá ordenar el cierre de la fábrica, laboratorio o local por un periodo de hasta cinco años, o, si los hechos se consideran de extrema gravedad, incluso de manera definitiva.
Asimismo, la inhabilitación podrá ser absoluta cuando el autor del delito ostentase la condición de autoridad o agente del puesto.

En todos aquellos delitos contra la salud pública cometido por imprudencia, se aplicarán las mismas penas que correspondan al tipo de delito pero en grado inferior, ya que se considerará de menor gravedad.

Abogados penales Madrid: Delitos contra la Salud Pública (I)

En nuestro despacho de Abogados penalistas Madrid encontrará abogados especializados en delitos contra la salud pública.

Los delitos contra la salud pública vienen perfectamente especificados en el Código Penal, más concretamente entre los artículos 359 a 378.
El Código Penal contempla no solo la definición de este tipo de delitos sino también las penas impuestas por la comisión de los mismos así como los posibles agravantes y atenuantes para ellas.

Todo este tipo de delitos podemos englobarlos en dos tipos básicos, en los que se pueden clasificar todos ellos: Los delitos contra la salud pública relacionados con el comercio y los delitos contra la salud pública relacionados con drogas, estupefacientes y/o sustancias psicotrópicas.

DELITOS CONTRA LA SALUD PÚBLICA RELACIONADOS CON EL COMERCIO

Concretamente, este tipo de delitos se regulan en los artículos 359 a 367 del Código Penal.

Este tipo de delitos engloban todos aquellos actos relacionados con la elaboración, fabricación, importación o exportación, intermediación, almacenamiento, ofrecimiento, comercialización, despacho o suministro de: sustancias nocivas para la salud, productos químicos, medicamentos (para uso humano o veterinario), alimentos… para los que se no posea la preceptiva autorización administrativa, o bien se realice sin seguir las normas correspondientes. También para aquellos casos en que estos productos estén caducados o se encuentren adulterados.

Otros delitos contra la salud pública que quedarían englobados en esta categoría serían aquellos relacionados con el envenenamiento o adulteración de alimentos o agua con sustancias infecciosas o gravemente nocivas para la salud.
También se considera delito la puesta en circulación de animales, o productos derivados de estos, que hayan sido tratados con sustancias que puedan perjudicar la salud de las personas.

DELITOS CONTRA LA SALUD PÚBLICA RELACIONADOS CON DROGAS, ESTUPEFACIENTES Y/O SUSTANCIAS PSICOTRÓPICAS

Se trata de delitos que son contemplados en el Código Penal, concretamente entre los artículos 368 y 378.

Se trata de aquellos delitos en los que se “ejecuten actos de cultivo, elaboración o tráfico, o de otro modo promuevan, favorezcan o faciliten el consumo ilegal de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas, o las posean con aquellos fines”

Las penas impuestas a los autores de este tipo de delitos variarán en función de la naturaleza del delito, su gravedad, y la existencia o no de agravantes o atenuantes.

Si se ve inmerso en un proceso judicial relacionado con un delito contra la salud pública, es importante que cuente con un abogado en salud pública, especializado en la defensa ante este tipo de delitos. Nuestros abogados penalistas Madrid podrán ofrecerle todo el asesoramiento profesional en defensa de sus derechos.

Abogados penalistas de Madrid para delito de lesiones

Abogado penalista Madrid: El delito de lesiones y sus penas

Desde nuestro despacho de Granda, abogados penalistas Madrid le explicamos qué es el delito de lesiones y sus consecuencias penales.

El Código Penal español define el delito de lesiones como aquel en el que se “atenta contra la integridad física o mental de una persona provocándole un daño. El daño provocado tendrá diferente grado de gravedad lo que se tendrá en cuenta a la hora de establecer una pena.

Los grados y tipos de lesión, así como las penas que se impondrán por la comisión de este delito vienen especificados en el Código Penal.
Con la modificación de este código en el año 2015 se introdujeron varios cambios que afectaban al tratamiento que se le da a este tipo de delitos.

En el Código Penal se hace una diferenciación entre lesiones:

Lesiones leves: Se trata de aquellas que requieren de una “primera asistencia facultativa”. La pena establecida para las lesiones de carácter leve es de una multa de entre uno a tres meses de duración.
Si, como consecuencia de este delito, no se produce una lesión, la legislación igualmente penaliza el mismo con una multa que oscilará entre el mes y los dos meses.

Para que se inicie un proceso judicial para los delitos de lesiones leves es imprescindible que la víctima, de forma personal, o bien a través de un abogado penalista en representación de ella, presente la correspondiente denuncia.

Lesiones graves: Se considera a aquellas que precisan de un “tratamiento médico o quirúrgico”. Puesto que se trata de daños que entrañan más gravedad, las penas asociadas son mayores, incluyendo las de prisión en algunos casos. La pena de multa oscilaría entre los seis y los doce meses mientras que una pena de prisión sería como mínimo de tres meses hasta un máximo de tres años.

Las penas interpuestas por la comisión de un delito de lesiones pueden verse incrementadas si además existe algún tipo de agravante.
Los agravantes son aquellas circunstancias que se producen en la comisión del delito y que se considera que aumentan la gravedad del mismo. Para que sean considerados como tales, deben estar específicamente tipificados en la ley:

De esta forma, según el Código Penal, se considerarán agravantes de delitos:

  • El uso de “armas, instrumentos, objetos, medios, métodos o formas concretamente peligrosas para la vida o salud, física o psíquica, del lesionado
  • La alevosía o el ensañamiento en la comisión del delito.
  • Que la víctima sea un menor de 12 años o una persona especialmente vulnerable (discapacitado etc.). También si la víctima, especialmente vulnerable, convive con el agresor
  • Cuando entre el agresor y la víctima existiera o hubiera existido una relación de afectividad

Existen casos específicos para los que, debido a su especial gravedad, el Código Penal establece penas más elevadas para los delitos de lesiones

Cuando, como consecuencia de la lesión, se haya provocado la pérdida o inutilidad de un miembro del cuerpo o un órgano, siempre y cuando no estén considerados como principales, de tres a seis años de prisión.

En aquellos casos en los que el daño haya provocado la pérdida o inutilidad de un órgano o miembro principal o bien se haya provocado esterilidad, impotencia, una deformidad grave, mutilación genital o una enfermedad de carácter mental las penas oscilarán entre los seis y los doce años de prisión.

Si además el delito se ha cometido sobre un menor o un discapacitado con especial protección, sumado a la pena de prisión se unirá la inhabilitación para ejercer la patria potestad, curatela, tutela o acogimiento durante un periodo que comprenderá entre los cuatro y los diez años.

Lesiones por imprudencia

Las lesiones por imprudencia son aquellas que no se han cometido a través de un acto voluntario que tuviera como objetivo provocar el daño. En estos casos, puesto que no había intencionalidad para cometerlas, el Código Penal establece una pena menor que oscilará entre los tres y doce meses de multa y/o una pena de prisión de entre uno y cuatro años.

La defensa ante un proceso judicial por delito de lesiones requiere que sea llevada a cabo por abogados penalistas especializados. Nuestro bufete está compuesto por abogados especialistas en Derecho Penal que podrán ayudarle con su caso. No dude en llamarnos.

Abogados penalistas en Madrid para delitos de robo

Qué es un delito de robo

El delito de robo se considera un tipo de delito contra el Patrimonio y aparece tipificado en el Código Penal. La comisión de un delito de robo conlleva una pena de prisión que oscilará entre el año y los cinco años de cárcel en los casos más graves.

¿Qué es un delito de robo?

El Código Penal señala que el delito de robo es aquel en el que una persona, con ánimo de lucro, sustrae un bien sin el consentimiento de su propietario legítimo, empleando para ello la fuerza sobre las cosas, bien sea para acceder al lugar dónde se ubica el objeto sustraído, o para abandonarlo tras cometer el robo, o bien empleando la fuerza o intimidación sobre las personas.

¿Cuál es la pena para un delito de robo?

La pena habitual para un delito de robo con fuerza en las cosas ronda de un año hasta tres años.

Para ser considerado un robo con fuerza, se han de dar una de las circunstancias tipificadas en el Código Penal:

  • Escalamiento: Supone la entrada al lugar en el que encuentra el bien sustraído a través de una vía de acceso que no es la habitual (por ejemplo, una ventana)
  • Rotura de paredes, techos o suelos, o bien de ventanas y/o puertas.
  • La rotura de armarios, arcas, muebles u objetos cerrados, forzando sus cerraduras o utilizando sus claves para acceder a su contenido, independiente de que esto se produzca en el lugar del robo, o fuera del mismo.
  • Uso de llaves falsas (ganzúas, llaves perdidas o sustraídas del propietario, copias, llaves maestras, incluyendo las tarjetas magnéticas).
  • La inutilización de los sistemas de alarma o seguridad.

Existen una serie de agravantes para los robos con fuerza que, de producirse, pueden ampliar la pena de prisión, que sería de un mínimo de 2 años hasta un máximo de 5.

¿Cuales son los agravantes para los delitos de robo?

  • La sustracción de bienes de valor artístico, histórico, cultural o científico.
  • El robo de bienes de primera necesidad o destinadas a un servicio público, siempre que la sustracción ocasionare un grave quebranto a éste o una situación de desabastecimiento.
  • Cuando la sustracción revista especial gravedad, atendiendo al valor de los efectos sustraídos, o se produjeren perjuicios de especial consideración.
  • Cuando la comisión del robo ponga a la víctima o a su familia en grave situación económica o se haya realizado abusando de las circunstancias personales o una especial situación de desamparo de la víctima.
  • Cuando se utilice a menores de catorce años para la comisión de este delito.
  • Cuando el robo se cometa en una casa habitada, edificio o local abiertos al público o en cualquiera de sus dependencias.

Si se ve inmerso en un proceso judicial en el que se le acusa de cometer un delito robo o bien ha sido usted víctima de uno, es imprescindible que cuente con un asesoramiento legal experto, como la que encontrará en nuestro bufete de abogados penalistas de Madrid.

Contacte con nosotros para solicitar asesoramiento legal inmediato para la defensa de sus derechos.

Delito de hurto en Madrid

Qué es un delito de hurto

El delito de hurto es un tipo de delito incluido en los llamados “Delitos contra el patrimonio” y está tipificado como tal en el Código Penal español. La pena que conlleva este tipo de delito puede llegar hasta los 3 años.

 

¿Qué diferencia existe entre el robo y el hurto?

El delito de robo implica que se utilice o bien la fuerza en las cosas para acceder o abandonar el lugar del que se sustrae el bien o que se utilice fuerza o intimidación sobre las personas para realizar el robo.

El delito de hurto solo es la sustracción de un bien sin emplear para ello ningún tipo de fuerza o intimidación

¿Cómo se clasifican los delitos de hurto?

En función del valor del bien sustraído se clasifica en delito leve de hurto o delito de hurto. Si el valor de lo sustraído no alcanza los 400 euros, estaremos ante un caso de delito leve de hurto. Sin embargo, si este importe supera los 400 euros, nos encontraremos ante un caso de delito de hurto.

Delito de hurto

Se considera delito de hurto cuando la persona sustrae, sin consentimiento del propietario  legítimo, un bien cuyo valor supera los 400 euros. Este tipo de delitos, según el Código Penal se castigan con una pena de cárcel que oscilará entre los 6 y 18 meses de prisión.

Además, el Código Penal señala algunas causas que pueden considerarse agravantes, lo que implica que la pena puede verse aumentada si concurre alguna de dichas causas.

Posibles agravantes del delito de hurto

  • Sustraer bienes con valor artístico, histórico, cultural o científico.
  • Sustraer bienes de primera necesidad, y como consecuencia de la sustracción se cause una situación de desabastecimiento.
  • Sustraer de conducciones, cableados, equipos o piezas pertenecientes a infraestructuras de suministro eléctrico, de hidrocarburos o de los servicios de telecomunicaciones, o de otras componentes destinados a la prestación de servicios de interés general, causando un perjuicio en los mismos.
  • Sustraer productos agrarios o ganaderos, o los instrumentos o medios que se utilizan para su explotación, siempre que el delito cause un perjuicio grave a las infraestructuras agrarias o ganaderas.
  • Cuando a consecuencia de la sustracción se creen situaciones de especial gravedad, o se produjeran perjuicios de especial consideración.
  • Cuando se ponga a la víctima o a su familia en grave situación económica o se haya realizado abusando de sus circunstancias personales o de su situación de desamparo, o aprovechando la producción de un accidente o la existencia de un riesgo o peligro general para la comunidad que haya debilitado la defensa del ofendido o facilitado la comisión impune del delito.
  • Cuando el condenado hubiera sido condenado previamente por al menos tres delitos de los comprendidos en el mismo Titulo del Código Penal, siempre que sean de la misma naturaleza. No se tendrán en cuenta antecedentes cancelados.
  • Cuando para cometer el delito de hurto se utilice a menores de dieciséis años.
  • Cuando el culpable sea miembro de una organización o grupo criminal que se dedicare a la comisión de delitos comprendidos en el mismo Título del Código Penal, siempre que sean de la misma naturaleza.

Delito leve de hurto

Se considerará delito leve de hurto cuando la persona sustraiga un bien, sin el consentimiento de tu legítimo propietario, cuyo valor no supere los 400 euros.

El castigo para este tipo de delito será una pena que oscilará entre el mes y tres meses de multa.

Si se enfrenta a una acusación por delito de hurto le aconsejamos que se ponga cuanto antes en manos de un abogado penalista que pueda asesorarle y proporcionarle la mejor defensa legal.  Nuestros abogados de Madrid están especializados en Derecho Penal y capacitados para proporcionarle la mejor defensa posible. No dude en contactar con nosotros y comentarnos su caso.

Abogado amenazas Whatsapp

Delito de amenazas por Whatsapp en Madrid

Desde nuestro bufete de abogados penalistas de Madrid defendemos aquellos delitos considerados de carácter leve como es el delito de amenazas a través de Whatsapp.

 

Whatsapp es una aplicación de mensajería de texto cuyo uso está extendido entre la población desde hace pocos años. Con el uso de las nuevas tecnologías se abren nuevas vías para cometer delitos como, en este caso, el de amenazas.  El hecho de amenazar a través de un medio electrónico no significa que no sea igualmente punible por la ley. Por eso, cualquier persona que se considere amenazada a través de este medio puede poner en marcha la maquinaria legal para defender aquellos derechos que cree han sido vulnerados.

El delito de amenazas a través de Whatsapp es considerado un delito de carácter leve según el Código Penal, concretamente en su artículo 171.1 de reciente redacción. Esta consideración es aplicable a todos aquellos casos salvo en casos específicos de violencia de género, amenaza de difusión de datos privados a cambio de alguna cantidad etc.  Salvo en estos casos especificados, es necesario que la persona agraviada curse la correspondiente denuncia.

Las penas para este tipo de delitos oscilan de un mes a tres meses de condena. En casos más graves en los que ya hablaríamos de otras medidas como las de localización del condenado, alejamiento de la víctima etc.

Aún tratándose de un delito leve en muchos casos es importante contar con una representación legal formada por letrados expertos en delitos penales que garantice la defensa de los derechos del cliente, sea este como parte de la defensa o la acusación.

En Granda Bufete de Abogados Penalistas estamos familiarizados con este tipo de delitos tanto desde el punto de vista de la defensa como el de la acusación por lo que si tiene alguna duda al respecto puede contactar con nosotros para obtener asesoramiento legal especializado.

Abogado de hurtos en Madrid

Delito de hurto en Madrid

Nuestro bufete de abogados penalistas de Madrid le asistirá en la defensa de sus intereses ante delitos de hurto.

Según el Código Penal se considera hurto cuando una persona, con ánimo de lucro se apodera de algún objeto tangible sin voluntad del dueño del bien.

El delito de hurto se considera un delito contra el patrimonio y orden socioeconómico y conlleva una pena de prisión que puede rondar entre los seis a dieciocho meses, siempre que la cuantía de lo apropiado exceda de 400 euros.

En los casos en los que la cuantía es inferior se establecería una multa de entre 1 y 3 meses.  Hay que añadir que las penas se impondrán en su mitad superior si para realizar el hurto se hubiera inutilizado cualquier dispositivo de alarma y/o seguridad.

La reciente reforma del Código Penal ha supuesto que se produzcan algunos cambios con respecto a la regulación anterior. En concreto:

La falta de hurto desaparece, considerándose ahora un delito leve de hurto. Esto implica que ahora quedarán registrados los antecedentes penales al tratarse de un delito.

Además, los supuestos por los que se convierte en agravado este delito han aumentado de 5 a 9.  De esta forma ahora mismo se incluyen como novedad el hurto de conducciones, cableado, infraestructuras de hidrocarburos o telecomunicaciones, así como productos agrarios  o ganaderos.

De la misma forma se considerará agravante utilizar a menores de 16 años para la comisión del hurto o ser reincidente, es decir, haber sido ya condenado 3 veces por el mismo tipo de delito.

Hay que destacar que si se es condenado con alguno de estos agravantes la pena se amplia considerablemente, pudiendo ser la condena de uno a tres años de prisión.

En Granda Abogados Penalistas de Madrid estamos especializados en este tipo de delitos por lo que si desea una defensa eficaz o bien que actuemos como acusación partícular puede contactar con nosotros para que le asesoremos durante todo el proceso legal.

 

Abogados Derecho Penal Madrid - Abuso Sexual

Delito de abusos sexuales en Madrid

Granda Abogados Penalistas en Madrid está especializado tanto en la defensa como en la acusación ante casos de delitos de abusos sexuales.

 

La Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal define lo que se considera como un abuso sexual y no es otro que aquel acto que atenta contra la libertad sexual de una persona sin que medie violencia o intimidación (en cuyo caso hablaríamos de una agresión sexual) y sin que medie consentimiento.

Se considera asimismo abuso sexual no consentido los que se producen sobre personas privadas de sentido, o víctimas de un transtorno mental. También en aquellos casos en los que se ha anulado la voluntad de la víctima a través del uso de cualquier tipo de fármaco, droga o sustancia.

Las penas que se contemplan para este tipo de delitos oscilan entre el año y tres de prisión o bien una multa de 18 a 24 meses.

Las primeras horas tras producirse la denuncia por este delito son fundamentales para la defensa y la acusación particular.  Por ejemplo, es posible que la pena, si se ha reconocido el delito, se vea reducida en un tercio, si se hace este reconocimiento durante la primera declaración judicial.

En el caso de que el Juez acordase prisión provisional, nuestro principal objetivo será conseguir la libertad provisional lo antes posible.

Desde nuestro bufete de abogados le prestaremos toda la asistencia necesaria para la defensa de sus derechos ante un delito de abuso sexual.

También nos encargamos, en caso de ser necesario, de la Asistencia al Detenido, sea en dependencias policiales o judiciales.  Si se trata de un caso de urgencia, puede contactar con nosotros a través de nuestro móvil 609096503 solicitando la asistencia de un abogado especializado.

Ante delitos de tal gravedad como el de abuso sexual, confíe en abogados penalistas experimentados para llevar su caso.

 

1 2