Abogados penales Madrid: Delitos contra la Salud Pública (II)

Las penas establecidas para los delitos contra la salud pública variarán en función de la naturaleza del delito, su gravedad, situación de la persona que comete el delito (en el tema de inhabilitaciones)

Penas para delitos contra la salud pública relacionados con el comercio

Elaboración, despacho, suministro o comercio de sustancias nocivas para la salud y productos químicos: las penas de prisión pueden oscilar entre los seis meses a tres años con una multa de seis a doce meses e inhabilitación especial para profesión o industria de seis meses a dos años para aquellos casos en los que la sustancia se elabore o comercialice sin los debidos permisos y de una multa de seis a doce meses e inhabilitación para la profesión u oficio de seis meses a dos años para aquellos casos en los que aunque se contase con la debida autorización, no se respetasen las normas y reglamentos correspondientes.

La fabricación, importación o exportación, suministro, intermediación, comercialización, ofrecimiento o almacenamiento de medicamentos, tanto de uso humano como para uso veterinario, sin la preceptiva autorización o bien estando el estado de los mismos caducado o deteriorado será penado con prisión de seis meses a tres años, multa de seis a doce meses y una inhabilitación especial para la profesión u oficio de seis meses a tres años.
Si existe una adulteración de medicamentos, imitación o simulación, será considerado como agravante.

Si estas acciones son llevadas a cabo por farmacéuticos o técnicos de laboratorio o se considere que revisten especial gravedad, la inhabilitación podrá aumentarse en su duración.

Adulteración, producción, distribución o comercialización de alimentos que puedan constituir un peligro para quiénes los consuman. En este caso se castiga con pena de prisión de uno a cuatro años, multa de seis a doce meses e inhabilitación para la profesión, oficio, industria o comercio de tres a seis años de duración. Esta inhabilitación podrá verse incrementada de seis a diez años cuando el condenado fuera propietario o responsable de producción de una fábrica de productos alimenticios.

La distribución o comercialización de animales, o productos derivados de estos que hayan sido tratados con sustancias nocivas para la salud podrá ser penada con las mismas penas impuestas para los alimentos.
Envenenamiento o adulteración de aguas o alimentos con sustancias infecciosas o nocivas para la salud: penas de prisión de entre dos a seis años.

En cualquiera de los casos mencionados, además de las penas que se impongan a los responsables, el juez podrá ordenar el cierre de la fábrica, laboratorio o local por un periodo de hasta cinco años, o, si los hechos se consideran de extrema gravedad, incluso de manera definitiva.
Asimismo, la inhabilitación podrá ser absoluta cuando el autor del delito ostentase la condición de autoridad o agente del puesto.

En todos aquellos delitos contra la salud pública cometido por imprudencia, se aplicarán las mismas penas que correspondan al tipo de delito pero en grado inferior, ya que se considerará de menor gravedad.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *