Acoso laboral

El Acoso laboral aparece contemplado en el Art. 173.1 del Código Penal.

NO DENUNCIAR UNOS HECHOS ES SEGUIR SIENDO VÍCTIMA DE LOS MISMOS.

Soportar una situación injusta no solo nos perjudica psicológicamente, incluso en algunos casos con agresiones físicas no solo malos tratos psicológicos o los dos.

Acudir a la consulta de un abogado o abogada penalista nos ayudará mucho primero por estar informados de cómo saber actuar, pasos a dar y de las consecuencias de cualquiera de las decisiones que tenemos.

A veces por miedo, otras por bloqueo emocional aunque siempre hay alguien de nuestro entorno que ayuda a poner fin a la situación DENUNCIANDO LOS HECHOS.

Es el principio del fin, ya que la terrible situación que se vive CESA, pero no termina porque comienza el proceso judicial para el que se debe contar con el apoyo de un buen abogado que se involucre en el caso.

El acoso laboral es sufrido actualmente tanto por hombres como por mujeres, homosexuales y transexuales en su ámbito laboral tanto por parte de compañeros (acoso laboral horizontal) como por parte de uno o varios jefes o jefas o superiores (acoso laboral vertical).

Quizás puedan estar todos de común acuerdo para deshacerse de la víctima o que la conducta de uno revierta en el grupo haciéndole víctima de mofas y burlas por maquiavélica diversión.

En cualquiera de los casos es inadmisible y se de debe poner punto y final.

Es recomendable tener TESTIGOS que pueden ser compañeros del trabajo o que ya no trabajan para la empresa pero que fueron testigos de los hechos.

También son válidos los testigos de referencia (padres, amigos, familiares) a quien le fueron contármelo uno a uno todos los episodios de maltrato.

Los malos tratos suelen ser psicológicos, insultos, humillaciones aunque también pueden ir acompañados de algún que otro empujón o golpe.

Las consecuencias psicológicas para la víctima puede ser desde el estrés postraumático, la ansiedad o incluso la psicosis o cualquier otra enfermedad mental en la que puede desencadenar.

Estos DAÑOS PSICOLÓGICOS tras un estudio por parten de un forense especializado en psicología como el que colabora con nuestro despacho de abogados especializado en Derecho penal. Esto sirve para hacer una valoración de las secuelas y así poder pedir una INDEMNIZACIÓN DE DAÑOS Y PERJUICIOS por las secuelas psicológicas ocasionadas a la víctima.

Para cualquier consulta, en nuestro Despacho de Abogados Penalistas de Madrid, estamos a su disposición.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *