Category Archives: Amenazas
<p>Abogados penalistas para los delitos de amenazas</p>

Abogado penal madrid - Delito de amenazas

Abogado penal Madrid – Delito de amenazas

El delito de amenazas viene tipificado en el Código penal y estas pueden calificarse en función de su grado de gravedad.

En primer lugar hay que aclarar qué se entiende por amenaza. Una amenaza es la comunicación de llevar a cabo una acción futura que cause un mal a una persona (la víctima) , sus familiares y cualesquiera otras personas con las que esté íntimamente relacionada.

El delito de amenazas leves se engloba, dentro del Código Penal en los delitos cometidos contra las personas.

Características del delito de amenazas

El autor del delito de amenazas manifiesta de forma externa su intención de causar un mal futuro, de tal modo que la víctima crea que la amenaza proferida es real.

Para que sea considerado un delito, no es necesario que esta amenaza llegue a materializarse. Basta con que la víctima crea que esta amenaza y la posibilidad de que se le cause un mal, es real.

Existen dos grados de clasificación, según la gravedad de las amenazas. Las amenazas por tanto pueden ser graves o leves.

¿Está sufriendo amenazas? Contacte ya con un abogado penalista en Madrid

AMENAZAS GRAVES

Si la amenaza es de carácter grave, estaremos ante un delito básico de amenazas.  Debido a su mayor gravedad, la pena correspondiente a este tipo de amenazas es mayor.

El Código Penal define este tipo de delito:

“El que amenazare a otro con causarle a él, a su familia o a otras personas con las que esté íntimamente vinculado un mal que constituya delitos de homicidio, lesiones, aborto, contra la libertad, torturas y contra la integridad moral, la libertad sexual, la intimidad, el honor, el patrimonio y el orden socioeconómico

Las penas correspondientes para el delito básico de amenazas son:

  • Prisión de uno a cinco años si esta amenaza viene acompañada del requerimiento de pagar una cantidad o estableciendo alguna condición y esta se hubiera llevado a cabo.

En caso de no haberse materializado la pretensión de quién amenaza, la prisión oscilará entre los seis meses y tres años.

Estas penas se aplicarán en su mitad superior si además las amenazas hubieran sido proferidas por escrito, telefónicamente o cualquier otro medio de comunicación.

  • Prisión de entre seis meses y dos años si la amenaza no viene condicionada a pagar una cantidad o llevar a cabo determinada acción.

AMENAZAS LEVES

Cuando la amenaza sea calificada como leve, la pena impuesta dependerá de si existe relación o no entre quién amenaza y su víctima:

Si la amenaza leve se realiza sobre esposa o su pareja (mujer) ligada sentimentalmente a él o bien a una persona especialmente vulnerable que conviva con él, la pena de prisión variará entre los seis meses y un año o bien se le condenará a trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a ochenta días.

Además, en cualquiera de los casos se le privará del derecho a la tenencia y porte de armas durante un periodo de entre uno a tres años.

Cuando la amenaza se realiza sobre descendientes, ascendientes, hermanos, menores o discapacitados que convivan con el agresor la pena de prisión oscilará entre los tres meses y un año o bien consistirá en trabajos para la comunidad con una duración que varía desde treinta y un días hasta los ochenta.

Además se le privará de su derecho a tenencia y portar armas durante un periodo de uno a tres años.

Si usted, o alguien de su entorno, está sufriendo amenazas, es importante que defienda sus derechos y ponga fin a la situación. Gracias al asesoramiento y apoyo de un abogado penalista en Madrid usted podrá conseguir que la situación finalice. Contacte ya con nosotros para recibir asesoramiento.

Abogados penales Madrid para la asistencia en juicios rapidos

Abogados Penales Madrid: Características de los Juicios rápidos

Desde Abogados Penales Madrid (Granda & Asociados) le explicamos en qué consiste un juicio rápido, procedimiento judicial sobre el que seguramente habrá oído hablar en innumerables ocasiones.

Los juicios rápidos son procedimientos judiciales de índole penal en los que se juzgan todo tipo de delitos, con la única condición de que la pena que acarrease el mismo, no superase los cinco años de prisión.

Los juicios rápidos se inician a partir de la presentación de un atestado policial. Además, es posible que también se haya llevado a cabo la detención de la persona que va a ser juzgada, o, en caso contrario, habrá sido ya citada para que comparezca ante el Juzgado de Guardia que corresponda.
Abogados penales Madrid le recuerda que uno de nuestros servicios como abogados penalistas especializados es el de Asistencia al detenido, en dependencias policiales o judiciales. Si usted o alguna persona cercana se ve en esa situación, no dude en solicitar nuestra asistencia y asesoramiento legal
Además del atestado policial y la detención, o bien citación para juicio, se habrán de dar otra serie de circunstancias, para que pueda iniciarse este procedimiento de juicio rápido. Dichas circunstancias son las siguientes:

  • Que se esté cometiendo un delito flagrante. Esto significa que la persona acusada de cometerlo es sorprendida mientras llevaba a cabo la actuación constitutiva de delito.
  • El delito por el que se acuse al enjuiciado será alguno de los que se especifican:
    – Delito de hurto
    – Delito de robo
    – Delito contra la Seguridad Vial
    – Delito de daños producidos contra una propiedad ajena
    – Delito contra la Salud Pública como por ejemplo aquellos relacionados con el tráfico de drogas, tanto cultivo y elaboración como posesión o venta.
    – Delito de coacciones, amenazas, violencia de todo tipo habitual contra alguna de las personas expresamente señaladas en el Código Penal, tales como su cónyuge o pareja, descendientes o ascendientes.
    – Delitos cuyo proceso tanto de instrucción como de investigación se presupondrá que van a ser sencillos.

La instrucción de este tipo de delitos es competencia del Juzgado de Instrucción que corresponda. En los casos de Violencia de género, el órgano competente será el Juzgado de Violencia sobre la Mujer.
Un acusado que reconoce la comisión del delito del que se le acusa puede ver reducida la pena que le corresponda en un tercio. Para que esta reducción pueda llevarse a cabo la pena de prisión que correspondería para el tipo de delito del que se le acusa, no deberá exceder en ningún caso los tres años.
Para otro tipo de penas, no de prisión, esta no deberá superar los 10 años.

Si usted o una persona cercana se enfrentan a un juicio rápido es importante contar con la asistencia de un abogado penalista experto. Granda y Asociados, Abogados Penales Madrid, le proporcionan todo el asesoramiento y representación legal necesarios, en defensa de sus intereses.
Confíe en abogados penales experimentados, como los que encontrará en nuestro despacho de Madrid.

Abogado amenazas Whatsapp

Delito de amenazas por Whatsapp en Madrid

Desde nuestro bufete de abogados penalistas de Madrid defendemos aquellos delitos considerados de carácter leve como es el delito de amenazas a través de Whatsapp.

 

Whatsapp es una aplicación de mensajería de texto cuyo uso está extendido entre la población desde hace pocos años. Con el uso de las nuevas tecnologías se abren nuevas vías para cometer delitos como, en este caso, el de amenazas.  El hecho de amenazar a través de un medio electrónico no significa que no sea igualmente punible por la ley. Por eso, cualquier persona que se considere amenazada a través de este medio puede poner en marcha la maquinaria legal para defender aquellos derechos que cree han sido vulnerados.

El delito de amenazas a través de Whatsapp es considerado un delito de carácter leve según el Código Penal, concretamente en su artículo 171.1 de reciente redacción. Esta consideración es aplicable a todos aquellos casos salvo en casos específicos de violencia de género, amenaza de difusión de datos privados a cambio de alguna cantidad etc.  Salvo en estos casos especificados, es necesario que la persona agraviada curse la correspondiente denuncia.

Las penas para este tipo de delitos oscilan de un mes a tres meses de condena. En casos más graves en los que ya hablaríamos de otras medidas como las de localización del condenado, alejamiento de la víctima etc.

Aún tratándose de un delito leve en muchos casos es importante contar con una representación legal formada por letrados expertos en delitos penales que garantice la defensa de los derechos del cliente, sea este como parte de la defensa o la acusación.

En Granda Bufete de Abogados Penales estamos familiarizados con este tipo de delitos tanto desde el punto de vista de la defensa como el de la acusación por lo que si tiene alguna duda al respecto puede contactar con nosotros para obtener asesoramiento legal especializado.