Tag Archives: abogado penal madrid

Abogado de hurtos en Madrid - Abogados Penalistas

Abogado de hurtos en Madrid: su mejor defensa

Es muy frecuente la gran preocupación de las personas que cometen un delito de hurto llevándose de una tienda de ropa mediante diferentes modos de quitar las alarmas.

Después de su retención y toma de datos en la tienda suelen irse a su casa hasta que se les notifica por parte de un Juzgado de Instrucción cita para su declaración judicial.

Hay diferentes línea de defensa pero quizás la menos costosa a nivel emocional es la de conformarse y obtener un beneficio a la hora de imponérsele la pena dado que se le debe aplicar la reducción de un tercio de la misma si esa confesión se hace en la primera declaración judicial.

El día de juicio se vuelve a tener esta posibilidad pero ya no se disfrutaría de esa reducción si no la pena inferior, pero habría tenido el coste emocional de soportar durante meses el procedimiento.

CONCEPTO DE DELITO DE HURTO EN EL CÓDIGO PENAL.

El art. 234 Código Penal, define el hurto como el acto consistente en tomar las cosas muebles ajenas con ánimo de lucro y sin la voluntad de su dueño.

Este delito está castigado con la pena de prisión de 6 a 18 meses si la importe de lo hurtado no excede de 400 €.

El bien jurídico protegido es el derecho que el dueño tiene sobre su patrimonio y disfrute de sus bienes muebles.

Ejemplo; sustraer cualquier objeto de un supermercado, en una tienda de ropa, incluso quitando las alarmas de seguridad mediante diversos métodos (bolsos forrados con papel de aluminio).

¿Cuál es la diferencia con el delito de robo? El robo se producirse con fuerza en las cosas para acceder al lugar donde estas se encuentren.

Ejemplo, abrir una caja fuerte forzándola, robar joyas de su interior (no es un hurto es un robo).

En el Nuevo Código Penal, desaparecen las faltas

¿Qué ocurre si un ciudadano hurta un objeto de un valor menor a 400 euros?

Artículo 234.2.- Se impondrá una pena de multa de uno a tres meses si la cuantía de lo sustraído no excediese de 400 euros, salvo si concurriese alguna de las circunstancias del artículo 235.

234.3.- Es importante tener en cuenta que Las penas establecidas se impondrán en su mitad superior cuando en la realización del hecho se hubieran neutralizado, eliminado o inutilizado, los dispositivos de alarma o seguridad instalados en las cosas sustraídas.» Ejemplo: las alarmas de las prendas de ropa.

Con la reforma la falta de hurto desaparece y el ciudadano se convierte en acusado de delito leve de hurto y se le impondrá una pena de 1 a 3 meses de multa.

Durante la fase de instrucción se presentarán las pruebas que tenga el investigado para defenderse, se pueden pedir cintas de grabación (lo antes posible porque las empresas de seguridad las borran), declaraciones de testigos, peritación de objetos robados, etc…

Este proceso no suele prolongarse demasiado en el tiempo comparándolo con otros procedimientos de diferentes delitos.

Después de celebrar el juicio y obtener la sentencia esta se puede recurrir mediante un Recurso de Apelación ante la Audiencia Provincial de Madrid.

Posteriormente, si la sentencia fuera condenatoria se podría solicitar la SUSPENSIÓN DE LA EJECUCIÓN DE LA PENA, y NO CUMPLIRLA, salvo que en un periodo de dos años se vuelva a delinquir que se cumpliría la ultima condena y la primera que se ha suspendido. Caben otras posibilidades que sería recomendable consulta con un abogado penalista.

En nuestro despacho de Granda & Asociados usted podrá obtener la mejor defensa legal por parte de un abogado de hurtos en Madrid. No dude en llamarnos para iniciar el proceso.

Abogados penales en Madrid

Abogados penales en Madrid: la mejor defensa

Granda & Asociados es un despacho de abogados penales en Madrid especializados en esta rama del Derecho.

Creemos que para ofrecer la mejor defensa a nuestros clientes es necesario la especialización, de tal forma que podamos ofrecer un conocimiento profundo procesal en Derecho Penal.

Gracias a una dilatada experiencia de nuestros abogados penalistas contamos con muchas sentencias favorables a nuestras espaldas. Aprendemos de cada caso y aplicamos nuestros conocimientos en beneficio de nuestros clientes.

El procedimiento penal es un proceso complejo y las consecuencias pueden ser de extrema gravedad por lo que es imprescindible contar con la defensa de un buen abogado penalista con una larga trayectoria.

Si decide confiar en nuestros abogados penalistas de Madrid, tendrá la seguridad de tener a un equipo detrás cuyo objetivo principal será su defensa y conseguir el mejor resultado posible para su caso.

¿Qué le ofrece nuestro despacho de abogados penales de Madrid?

Granda & Asociados cree firmemente en que lo más importante es nuestro cliente. Por ello, ofrecemos un servicio completamente personalizado en el que estudiamos cada caso en profundidad para ofrecer siempre la mejor defensa.

Para ello, ademas de contar con nuestro equipo de abogados penales, contamos con la colaboración de los mejores profesionales en su sector: médicos, forenses etc. para ofrecer una defensa sólida.

Sabemos que dada la gravedad de estar inmerso en un  proceso penal, nuestro cliente necesita tener plena confianza en su abogado penal. Por ello, estamos disponibles para él las 24 horas del día, dispuestos a resolver cualquier consulta o inquietud. Cada caso es único para nosotros.

Somos totalmente transparentes con nuestros clientes, manteniéndoles plenamente informados en todo momento del proceso que se está siguiendo, de los plazos etc.

¿En qué áreas puede ayudarle nuestro abogado penal de Madrid?

Nos encargamos de cualquier procedimiento penal, como por ejemplo:

  • Todo tipo de delitos, tanto los leves como de carácter más grave.
  • Delitos de violencia de género y violencia doméstica
  • Delitos de hurto, robo y apropiación indebida.
  • Delitos de lesiones.
  • Delitos contra la Salud Pública, como el delito de Tráfico de drogas.
  • Delitos de estafa
  • Delitos de blanqueo de capitales.
  • Delitos de cohecho, malversación y prevaricación.

Si necesita un abogado penalista en Madrid, no lo dude. Confíe en profesionales del ámbito penal que le ofrecerán la mejor defensa posible. Confíe en Granda & Asociados.

 

Abogados penales Madrid-Sustraccion de menores

Delito de sustracción de menores

La actualidad ha venido marcada por varios casos de gran repercusión mediática en la que se ha producido un delito de sustracción de menores.

En nuestro despacho de abogados penalistas de Madrid estamos muy sensibilizados con este tema en particular, en el que contamos con una amplia experiencia, por lo que estamos capacitados para reaccionar rápida y eficazmente, en defensa de los intereses del menor y sus familiares.

El delito de sustracción de menores viene contemplado en el Código Penal, en concreto en el artículo 225 bis, que define dicho delito:

‘El progenitor que sin causa justificada para ello sustrajere a su hijo menor será castigado con la pena de prisión de dos a cuatro años e inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de patria potestad por tiempo de cuatro a diez años.’

En relación a este artículo, ¿qué se considera sustracción?. El mismo Código define la sustracción ilícita de un menor cuando se produzca alguno de estos dos hechos:

  • Cuando se produzca el traslado de un menor desde su lugar de residencia, sin el consentimiento del progenitor con quién conviva de forma habitual o de las personas o instituciones que tuvieran en ese momento confiada su guarda o custodia.
  • La retención de un menor, incumpliendo de forma grave el deber establecido en resolución administrativa o judicial.

Con respecto a la sustracción de menores, desde Abogados Penalistas Madrid queremos aclarar una serie de puntos:

El proceso legal que se habrá de seguir ante la sustracción de un menor dependerá del lugar al que el menor se haya trasladado.

En el caso de que el traslado se haya llevado a cabo a otro país de la Unión Europea, el proceso será mucho más sencillo y  las probabilidades de finalizar el proceso con éxito más altas.

En el caso de que el menor haya sido trasladado a otro país, no perteneciente a la UE y con el que además no exista un Convenio de devolución, las posibilidades de éxito se reducirán considerablemente.

Ante un hecho tan grave como un delito de sustracción de menores, es importante reaccionar lo antes posible. Es imprescindible contar con el asesoramiento de un abogado penalista para recibir todo el asesoramiento y apoyo legal necesario, con el fin de iniciar cuanto antes los trámites de devolución.

En nuestro despacho de abogados penalistas de Madrid pondremos a su servicio toda nuestra experiencia y esfuerzo en conseguir solucionar de la mejor forma posible la situación, en defensa de los intereses del menor.

Contacte ya con nosotros para más información.

Abogado penal madrid - Delito de amenazas

Abogado penal Madrid – Delito de amenazas

El delito de amenazas viene tipificado en el Código penal y estas pueden calificarse en función de su grado de gravedad.

En primer lugar hay que aclarar qué se entiende por amenaza. Una amenaza es la comunicación de llevar a cabo una acción futura que cause un mal a una persona (la víctima) , sus familiares y cualesquiera otras personas con las que esté íntimamente relacionada.

El delito de amenazas leves se engloba, dentro del Código Penal en los delitos cometidos contra las personas.

Características del delito de amenazas

El autor del delito de amenazas manifiesta de forma externa su intención de causar un mal futuro, de tal modo que la víctima crea que la amenaza proferida es real.

Para que sea considerado un delito, no es necesario que esta amenaza llegue a materializarse. Basta con que la víctima crea que esta amenaza y la posibilidad de que se le cause un mal, es real.

Existen dos grados de clasificación, según la gravedad de las amenazas. Las amenazas por tanto pueden ser graves o leves.

¿Está sufriendo amenazas? Contacte ya con un abogado penalista en Madrid

AMENAZAS GRAVES

Si la amenaza es de carácter grave, estaremos ante un delito básico de amenazas.  Debido a su mayor gravedad, la pena correspondiente a este tipo de amenazas es mayor.

El Código Penal define este tipo de delito:

“El que amenazare a otro con causarle a él, a su familia o a otras personas con las que esté íntimamente vinculado un mal que constituya delitos de homicidio, lesiones, aborto, contra la libertad, torturas y contra la integridad moral, la libertad sexual, la intimidad, el honor, el patrimonio y el orden socioeconómico

Las penas correspondientes para el delito básico de amenazas son:

  • Prisión de uno a cinco años si esta amenaza viene acompañada del requerimiento de pagar una cantidad o estableciendo alguna condición y esta se hubiera llevado a cabo.

En caso de no haberse materializado la pretensión de quién amenaza, la prisión oscilará entre los seis meses y tres años.

Estas penas se aplicarán en su mitad superior si además las amenazas hubieran sido proferidas por escrito, telefónicamente o cualquier otro medio de comunicación.

  • Prisión de entre seis meses y dos años si la amenaza no viene condicionada a pagar una cantidad o llevar a cabo determinada acción.

AMENAZAS LEVES

Cuando la amenaza sea calificada como leve, la pena impuesta dependerá de si existe relación o no entre quién amenaza y su víctima:

Si la amenaza leve se realiza sobre esposa o su pareja (mujer) ligada sentimentalmente a él o bien a una persona especialmente vulnerable que conviva con él, la pena de prisión variará entre los seis meses y un año o bien se le condenará a trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a ochenta días.

Además, en cualquiera de los casos se le privará del derecho a la tenencia y porte de armas durante un periodo de entre uno a tres años.

Cuando la amenaza se realiza sobre descendientes, ascendientes, hermanos, menores o discapacitados que convivan con el agresor la pena de prisión oscilará entre los tres meses y un año o bien consistirá en trabajos para la comunidad con una duración que varía desde treinta y un días hasta los ochenta.

Además se le privará de su derecho a tenencia y portar armas durante un periodo de uno a tres años.

Si usted, o alguien de su entorno, está sufriendo amenazas, es importante que defienda sus derechos y ponga fin a la situación. Gracias al asesoramiento y apoyo de un abogado penalista en Madrid usted podrá conseguir que la situación finalice. Contacte ya con nosotros para recibir asesoramiento.

Abogado penal Madrid: violencia de género

Delito de violencia de género

Si usted, o alguien de su entorno cercano, es, o cree que puede ser víctima de un delito de violencia de género, desde Granda & Asociados abogados violencia de genero en Madrid le recomendamos encarecidamente que se ponga en manos de la autoridades pertinentes para acabar cuanto antes con la situación.

Violencia de género en el Código Penal

La violencia de género es un delito y, como tal,  viene específicamente regulado en el Código penal español, el cual, tras su reforma en 2015, otorga un mayor nivel de protección para las víctimas del mismo y se añaden una serie de agravantes para este delito concreto.

Es importante diferenciar el delito de violencia de género del delito de violencia doméstica, ya que, aún siendo ambos delitos, tienen algunas diferencias, como por ejemplo que en el primer caso el sujeto activo es el hombre y el pasivo la mujer.

El artículo 173.2 del Código Penal recoge la definición del delito de violencia doméstica, que es aquella que se ejerce sobre su cónyuge presente o pasado así como ascendientes, descendientes y cualquier persona integrada en el núcleo familiar.

¿Qué se considera violencia de género?

El delito de violencia de género se produce cuando existe violencia, sea física o verbal de forma habitual, así como amenazas, coacciones, privación de libertad… y sobre unos sujetos determinados por la Ley.

En concreto, debemos tener presente la definición que sobre encontramos en la Ley de medida de protección integral contra la Violencia de Género de 2004:  “como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre éstas por parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aún sin convivencia”.

Por tanto, debemos tener presente que para que concurra el delito de violencia de género, el sujeto pasivo, es decir, la víctima, debe ser una mujer, y su agresor, un hombre.

Esta es una de las principales diferencias de, por ejemplo, la violencia doméstica en el entorno familiar, que puede ir dirigida hacia cualquier miembro del núcleo familiar con el que se conviva: padres, hermanos, hijos…

Última reforma del Código Penal contra la violencia de género

La reciente reforma del Código Penal de 2015 introduce una serie de cambios cuyo objetivo es, por un lado ofrecer una mayor protección a las víctimas de este delito y, por otro, ampliar las penas asociadas a este tipo de delito, por ejemplo, incluyendo como agravante para la aplicación de las penas los motivos “de género”.

Concretamente, se introduce en el artículo 22 sobre motivos de discriminación. De esta forma, su redactado final actual es como sigue:

Cometer el delito por motivos racistas, antisemitas y otra clase de discriminación referente a la ideología, religión o creencias de la víctima, la etnia, raza o nación a la que pertenezca, su sexo, orientación o identidad sexual, razones de género, la enfermedad que padezca o su discapacidad”.

Procedimiento de la denuncia de malos tratos

El procedimiento suele iniciarse mediante denuncia policial. Esta denuncia puede producirse bien a instancias de la propia mujer que ha sufrido la agresión, o bien de oficio o por ejemplo si tras sufrir la agresión el personal médico da parte de la misma.

Esta denuncia se aconseja que sea lo más completa posible e incluir todos los detalles que se puedan recopilar, como número de episodios de violencia, fechas, pruebas y documentación si existe y en general cualquier prueba que apoye la denuncia y demuestre los hechos o los documente . A su vez, los cuerpos de seguridad del Estado deberán relatar el estado emocional de la mujer en el juzgado que vea el caso.

A continuación, se hace necesario solicitar una orden de protección. La protección de una víctima de violencia de género reúne una serie de medidas de todo tipo como beneficios jurídicos y sociales. Paralelamente, se pueden imponer una serie de medidas cautelares como puede ser una orden de alejamiento y/o el abandono de la vivienda familiar por parte del agresor.

Las víctimas de violencia de género tienen una serie de derechos con los que se quiere garantizar su plena protección desde el momento en que deciden denunciar la situación.

El procedimiento judicial será el último paso. Para dicho procedimiento es imprescindible la asistencia legal de un abogado, a poder ser, especializado en este tipo de delito.

La violencia de género es un delito grave. Si se ve involucrado/a en un proceso penal relacionado con un delito de violencia de género, contacte con nosotros para recibir toda la asistencia legal que necesita por parte de un abogado penal Madrid.

Granda & Asociados es un despacho de abogados especializados en Derecho Penal, que asumen la defensa en todo tipo de delitos de índole penal, como la violencia de género.

Consulte con nosotros si necesita más asesoramiento si necesita un abogado penal en Madrid.

Abogado penal madrid: drogas y estupefacientes

Abogado penal Madrid: ¿Qué sustancias se consideran drogas ilegales?

Nuestro Código Penal contempla de forma clara el delito de tráfico de drogas en su articulado, pero es necesario definir qué se considera exactamente como una droga tóxica, estupefaciente o sustancia psicotrópica.

Para hacerlo, en primer lugar tendremos que tener en cuenta la definición realizada por la Organización Mundial de la Salud que considera droga a “cualquier sustancia terapéutica o no, que introducida en el organismo por cualquier mecanismo (ingestión, inhalación, administración intramuscular o intravenosa, etc.) es capaz de actuar sobre el sistema nervioso central del consumidor provocando un cambio en su comportamiento, ya sea una alteración física o intelectual, una experimentación de nuevas sensaciones o una modificación de su estado psíquico.”

Además, encontramos una serie de características comunes en todo tipo de drogas:

  • Dependencia psíquica: necesidad imperiosa de seguir consumiendo la sustancia.
  • Nivel de tolerancia: deseo de aumentar la dosis progresivamente para conseguir los mismos resultados.
  • Dependencia física: el organismo depende de dicha sustancia para evitar el síndrome de abstinencia.

En nuestra legislación se ha limitado la definición a las drogas que se consideren ilegales dejando de lado otro tipo de sustancias que podrían considerarse como drogas pero cuya aceptación es generalizada, como el caso del alcohol.

Por ello, para contar con una lista clara de sustancias que puedan considerarse drogas ilegales, deberemos tener en cuenta los listados internacionales así como las normas administrativas y sanitarias de carácter interno españolas.

Ejemplos de drogas ilegales:

  • Cannabis
  • Opio
  • Coca
  • Heroína
  • Metadona
  • Morfina

Respecto a los estupefacientes y las sustancias psicotrópicas, deberemos tener en cuenta lo señalado en la Convención Única de 1961 sobre Estupefacientes y el Convenio sobre sustancias psicotrópicas de 1971 respectivamente.

Los delitos de drogas conllevan una serie de penas de más o menos gravedad. Si se ha visto involucrado en este tipo de delito ponemos a su disposición un abogado penal en Madrid para asumir la defensa de su caso.

Contacte con nosotros para más información.

 

Abogado penal Madrid para delitos de tráfico de drogas

Abogado tráfico de drogas : Abogado penal

Somos abogados penalistas en Madrid, habituados a representar a nuestros clientes en procesos judiciales en el ámbito penal. El tráfico de drogas es uno de los delitos más habituales.

Trafico de drogas en el Código Penal

El delito de tráfico de drogas y narcotráfico se encuentra penado por la legislación española, y en concreto aparece en el Código Penal, en el que se especifica que cometerán dicho delito quiénes:

“Los que ejecuten actos de cultivo, elaboración o tráfico, o de otro modo promuevan, favorezcan o faciliten el consumo ilegal de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas, o las posean con aquellos fines, serán castigados con las penas de prisión de tres a seis años y multa del tanto al triplo del valor de la droga objeto del delito si se tratare de sustancias o productos que causen grave daño a la salud, y de prisión de uno a tres años y multa del tanto al duplo en los demás casos.

¿El autoconsumo de droga es un delito?

Si bien el artículo en el que se define lo que puede considerarse como tráfico de drogas no señala el autoconsumo propiamente dicho, puede entenderse, según la interpretación de la jurisprudencia que en determinadas circunstancias, como llevar a cabo el consumo en presencia de personas no consumidoras puede entenderse como una “facilitación de dicho consumo” por lo que podría ser constitutiva de delito.

Tampoco se especifican las cantidades máximas a partir de las cuáles ya no se considera autoconsumo si no tráfico. A este respecto deberemos tener en cuenta la tabla confeccionada en 2001 por el Instituto Nacional de Toxicología, que es la que considera como válida el Tribunal Supremo.

Teniendo en cuenta esta tabla, se considera que un consumidor habitual de media, adquiere para si mismo una cantidad necesaria para 5 días, que sería:

  • Marihuana 100 grs.
  • Hachís 25 grs.
  • Cocaína 7,5 grs.
  • Heroína 3 grs.
  • LSD 3 mgrs
  • Anfetamina 900 mgrs
  • MDMA 1.440 mgrs

Asimismo, debemos tener en cuenta que también importa el tipo de sustancia que se pretendía comercializar o comercializaba. Esta sustancia debe suponer un riesgo para la Salud Pública. Para determinar esto, se deberán tener en cuenta las propiedades psicoactivas de las sustancias.

¿Cuáles son las penas por un delito de tráfico de drogas?

“La pena por el delito de trafico de drogas dependerá  de las cantidades incautadas”

A pesar de que el articulado establece una serie de penas mínimas y máximas es posible que se impongan penas en grado inferior si se considera que el hecho es de escasa importancia.

Con respecto al delito de tráfico de drogas se establecen dos tipos de modalidades: la básica, y la agravada.

La básica engloba un conjunto amplio de conductas diferentes que incluyen el tráfico, fabricación, facilitación y posesión de drogas con el objetivo de venderas.

Las penas para el delito de tráfico de drogas, en su modalidad básica, puede variar teniendo en cuenta si la sustancia involucrada en el delito puede causar un grave daño a la salud o no. En el primer  caso, las penas oscilarán entre los 3 y 6 años de prisión más una multa proporcional al valor de la droga incautada. En el caso de sustancias que no dañen gravemente la salud, la pena de prisión oscila entre uno y los tres años de prisión más una multa proporcional.

La modalidad agravada del delito de tráfico de drogas es aquella en la que además se dan una serie de circunstancias consideradas como agravantes por la legislación:

Agravantes en las penas por tráfico de drogas

Cuando concurra alguna de estas circunstancias, estaríamos hablando de agravantes:

1.ª El culpable fuere autoridad, funcionario público, facultativo, trabajador social, docente o educador y obrase en el ejercicio de su cargo, profesión u oficio.

2.ª El culpable participare en otras actividades organizadas o cuya ejecución se vea facilitada por la comisión del delito.

3.ª Los hechos fueren realizados en establecimientos abiertos al público por los responsables o empleados de los mismos.

4.ª Las sustancias a que se refiere el artículo anterior se faciliten a menores de 18 años, a disminuidos psíquicos o a personas sometidas a tratamiento de deshabituación o rehabilitación.

5.ª Fuere de notoria importancia la cantidad de las citadas sustancias objeto de las conductas a que se refiere el artículo anterior.

Si se demuestra la existencia de alguno o varios de estos agravantes, las penas impuestas serán aquellas superiores en grado de entre las señaladas en el Código Penal. En cuanto a la multa, esta será del cuádruplo.

Estar involucrado en un delito de tráfico de drogas puede conllevar consecuencias graves, lo que es necesario contar con un abogado penalista experimentado para proporcionar la mejor defensa del caso.
Granda & Asociados, abogados penalistas de Madrid pondrán a su disposición un abogado penal en Madrid para llevar a cabo todo el asesoramiento legal que necesite y la mejor defensa para su caso.

El delito de estafa y sus penas por Abogados penalistas Madrid

El delito de estafa

Desde Granda & Asociados, abogados penalistas en Madrid, le explicamos en qué consiste el delito de estafa, tipificado en el Código Penal.

Cuando hablamos del delito de estafa tenemos que tener presente que la forma de definir y delimitar este es teniendo en cuenta los elementos que deben concurrir para considerarse como tal y por tanto ser juzgado dentro del ámbito penal.

¿Qué elementos encontraremos en un delito de estafa?

  • Debe existir un traspaso de patrimonio desde la víctima al autor y por tanto un perjuicio económico para la primera.
  • Debe existir un engaño previo o concurrente que tenga la suficiente entidad por sí mismo como para causar el perjuicio de la víctima y conseguir los fines de su autor y este debe realizarse con ánimo de lucro, es decir, con la intención de enriquecerse personalmente.
  • Debe haberse inducido error en la víctima, siendo por tanto esta no consciente de la realidad o consecuencias reales del acto.
  • Es imprescindible que exista una relación clara entre el hecho causal y el daño realizado a la víctima. Por tanto dicho acto ha de haber sido concurrente o haber precedido a la acción que causo el daño patrimonial.

Para que por tanto un acto pueda tener la consideración de delito de estafa deben concurrir y demostrarse la existencia de todos estos elementos.

El elemento principal diferenciador entre el delito de estafa y otro tipo de delitos como el de apropiación indebida es el engaño, por tanto debe demostrarse tanto la existencia de este como que ha tenido la suficiente relevancia como para ser la causa principal para producirse el intercambio patrimonial.

Penas para el delito de estafa

Las penas para el delito básico de estafa dependerán de la cantidad defraudada. Si este no excede de los 400 euros se impondrá una pena de multa de entre 1 a 3 meses, al ser calificado como delito leve de estafa.

En los otros casos, se impondrá una pena desde 6 meses hasta los 3 años de prisión.

Hay que tener en cuenta además que si concurre alguna de las circunstancias agravantes consideradas como tal por el Código Penal, las penas pueden incrementarse, en el caso de la prisión desde 4 hasta los 8 años y en el caso de la multa desde los 12 a los 24 meses.

¿Se ha visto involucrado en un posible delito de estafa? En nuestro despacho tendrá a su disposición a un abogado penalista en Madrid que podrá atenderle de forma ágil y eficaz.

Contacte con Abogados penalistas Granda & Asociados para solicitar asistencia legal experta.

Abogado penalista Madrid - Delito blanqueo de capitales

Abogado Blanqueo de capitales en Madrid

Nuestros abogados penalistas en Madrid están especializados en ofrecer asesoramiento y defensa legal en delitos de blanqueo de capitales.

El delito de blanqueo de capitales se encuentra regulado en el artículo 298 y posteriores del Código Penal.

¿Qué es un delito de blanqueo de capitales?

Se llama blanqueo de capitales a la ocultación del origen de los fondos y/o dinero obtenidos por la realización de actividades ilegales o criminales, no declarando estos legalmente para que no figuren en la Haciendo correspondiente.

¿Cuáles son las modalidades de delito de blanqueo de capitales?

  • Adquisición, posesión, utilización o transmisión de un bien a sabiendas de que tiene su origen en un delito grave.
  • Llevar a cabo cualquier acto encaminado a ocultar el origen ilícito del bien.
  • Ayudar a la persona que ha participado en la infracción con el fin de eludir sus consecuencias legales.
  • Ocultar o encubrir el origen, naturaleza, ubicación, destino, movimiento o propiedad del bien, conociendo que este proviene de un delito grave.

Modalidades agravadas del delito de blanqueo de capitales

Existen una serie de modalidades de delito de blanqueo de capitales consideradas como más graves, debido a las circunstancias concretas que las rodean, y que son:

  • Aquellas en las que los bienes tienen su origen en un delito relacionado con el tráfico de drogas.
  • Aquellas en las que los bienes tienen su origen en delitos relacionados con urbanismo y ordenación del territorio, así como aquellos contra la Administración Pública.
  • Si quién o quiénes cometen el delito pertenecen a una organización delictiva dedicada al blanqueo de capitales.

¿Cuáles son las penas para un delito de blanqueo de capitales?

  • Modalidad básica: pena de prisión de seis meses a seis años y multa.
  • Modalidad agravada: prisión de tres años y tres meses a seis años y multa.
  • Imprudencia grave: prisión de seis meses a dos años y multa.

A partir de la reforma del Código Penal de 2015 se añadió una nueva pena, de uno a tres años de prisión para aquellas personas que ayuden a otras, con conocimiento acerca de la comisión de un delito, a aprovecharse de los efectos del mismo u ocultándolos cuando se trata de bienes con alto valor artístico, cultural, histórico o científico o cuando se traten de bienes de primera necesidad.

Situación jurídica en España para el delito de blanqueo de capitales

Hay que tener en cuenta que en España el delito de blanqueo de capitales es castigado aunque el delito del que provienen los bienes se hubiera cometido en parte o totalmente en el extranjero.

Es posible condenar por un delito de blanqueo de capitales aunque la persona no esté condenada por el delito que dio origen al dinero blanqueado.

¿Qué sujetos están obligados a realizar una auditoría o a declarar?

Según la Ley de Prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo los sujetos obligados serán:

  • Entidades de crédito, finanzas y cuentas bancarias.
  • Entidades aseguradoras autorizadas para operar con seguros de vida u otro tipo de servicios que guarden relación con inversiones.
  • Sociedades gestoras de instituciones de inversión colectivas.
  • Sociedades de inversión cuya gestión no esté encomendada a una sociedad gestora.
  • Gestoras de fondos de pensiones.
  • Sociedades gestoras de entidades de capital riesgo.
  • Sociedades de capital riesgo cuya gestión no esté encomendada a una sociedad gestora.
  • Sociedades de garantía recíproca.
  • Entidades de pago
  • Entidades de dinero electrónico.
  • Profesionales que realicen actividades de cambio de moneda.
  • Servicios postales, con respecto a las actividades de giro o transferencia.
  • Profesionales intermediarios en la concesión de préstamos o créditos.
  • Promotores inmobiliarios y aquellos que ejerzan profesionalmente actividades de agencia, comisión o intermediación en la compraventa de bienes inmuebles.
  • Auditores de cuentas, contables externos o asesores fiscales.
  • Notarios, registradores de la propiedad, mercantiles y de bienes muebles.
  • Abogados, procuradores y profesionales independientes que participen en la concepción, realización o asesoramiento en operaciones relativas a la compraventa de: bienes inmuebles, entidades comerciales, gestión de fondos, valores u otros activos, apertura o gestión de cuentas corrientes, de ahorros o de valores, organización de las aportaciones necesarias para la creación, funcionamiento o la gestión de empresas o la creación, funcionamiento o gestión de fideicomisos, sociedades o estructuras análogas, o cuando actúen por cuenta de clientes en cualquier operación financiera o inmobiliaria.
  • Profesionales que presten los siguientes servicios a terceros como, constituir sociedades u otras personas jurídicas, ejercer funciones de dirección o secretaría de una sociedad, socio de una asociación o funciones similares en relación con otras personas jurídicas.
  • Casinos de juego .
  • Profesionales que comercien con joyas, piedras, metales preciosos, objetos de arte y antigüedades.
  • Profesionales que ejerzan actividades de depósito, custodia o transporte profesional de fondos o medios de pago.
  • Responsables de la gestión, explotación y comercialización de loterías u otros juegos de azar respecto de las operaciones de pago de premios.
  • Fundaciones y asociaciones, en los términos establecidos en el art. 39.
  • Gestores de sistemas de pago y de compensación y liquidación de valores y productos financieros derivados, así como los gestores de tarjetas de crédito o debito emitidas por otras entidades, en los términos establecidos en el art. 40.

También se considerarán sujetas la Ley de prevención del blanqueo de capitales, las personas o entidades no residentes que, a través de sucursales o agentes o mediante prestación de servicios sin establecimiento permanente, desarrollen en España actividades de igual naturaleza a las de las personas o entidades citadas en los párrafos anteriores.

Personas físicas o jurídicas que desarrollen las actividades mencionadas en el apartado precedente.

Cuando las personas físicas actúen en calidad de empleados de una persona jurídica, o le presten servicios permanentes o esporádicos, las obligaciones impuestas por esta Ley recaerán sobre dicha persona jurídica respecto de los servicios prestados.

Los sujetos obligados quedarán, asimismo, sometidos a las obligaciones establecidas en la presente Ley respecto de las operaciones realizadas a través de agentes u otras personas que actúen como mediadores o intermediarios de aquéllos.

Si está involucrado/a en un delito de blanqueo de capitales, en nuestro Granda & Asociados tendrá a su disposición a un abogado de delito de blanqueo de capitales en Madrid que le prestará todo el asesoramiento legal que necesite.

Abogados penalistas Madrid para delitos de tráfico de drogas

Abogados penalistas Madrid: El delito de tráfico de drogas

El delito de tráfico de drogas aparece reflejado en el Código Penal, más concretamente en el artículo 367, que lo define como:

“Los que ejecuten actos de cultivo, elaboración o tráfico, o de otro modo promuevan, favorezcan o faciliten el consumo ilegal de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas, o las posean con aquellos fines, serán castigados con las penas de prisión de tres a seis años y multa del tanto al triplo del valor de la droga objeto del delito si se tratare de sustancias o productos que causen grave daño a la salud, y de prisión de uno a tres años y multa del tanto al duplo en los demás casos.”

Pero ¿qué se entiende por drogas tóxicas o estupefacientes?

Para saber qué sustancias entrarían dentro de esta definición, se debe tener en cuenta la definición de la Organización Mundial de la Salud, para la que una droga es “cualquier sustancia terapéutica o no, que, introducida en el organismo por cualquier mecanismo es capaz de actuar sobre el sistema nervioso centra del consumidor provocando un cambio en su comportamiento, ya sea una alteración física o intelectual, una experimentación de nuevas sensaciones o una modificación de su estado psíquico”

En común tienen las drogas:

  • Generan dependencia psíquica, es decir, la necesidad de seguir consumiendo
  • Necesidad de aumentar la dosis paulatinamente para conservar los efectos
  • Dependencia física de los efectos de la sustancia

Los ejemplo más comunes de estas sustancias serían: cannabis, cocaína, heroína, metadona, morfina…

Penas por delito de tráfico de drogas

Las penas por delitos relacionados con el tráfico de drogas pueden variar en función de algunas circunstancias.

Por tráfico de drogas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas la pena podrá variar entre 3 y 6 años de prisión y multa del triplo del valor de la droga.

Relativo a las penas, los tribunales pueden imponer la pena inferior en grado o bien la superior, si concurren una serie de agravantes.

¿Qué se consideran agravantes en el delito de tráfico de drogas?

  • Cuando el culpable fuere autoridad, funcionario público, facultativo, trabajador social, docente o educador y obrase en el ejercicio de su cargo, profesión u oficio.
  • Cuando el culpable participare en otras actividades organizadas o cuya ejecución se vea facilitada por la comisión del delito.
  • Cuando los hechos fueren realizados en establecimientos abiertos al público por los responsables o empleados de los mismos.
  • Cuando las sustancias a que se refiere el artículo anterior se faciliten a menores de 18 años, a disminuidos psíquicos o a personas sometidas a tratamiento de deshabituación o rehabilitación.
  • Cuando fuere de notoria importancia la cantidad de las citadas sustancias objeto de las conductas a que se refiere el artículo anterior.
  • Cuando las referidas sustancias se adulteren, manipulen o mezclen entre sí o con otras, incrementando el posible daño a la salud.
  • Cuando las conductas descritas en el artículo anterior tengan lugar en centros docentes, en centros, establecimientos o unidades militares, en establecimientos penitenciarios o en centros de deshabituación o rehabilitación, o en sus proximidades.
  • Cuando el culpable empleare violencia o exhibiere o hiciese uso de armas para cometer el hecho.
  • Cuando el sujeto que cometiera el delito es forma parte de una organización delictiva, la pena a la que se arriesga es de 9 a 12 años en caso de tratarse de un delito grave, más multa del cuadruplo del valor de la droga. En los demás casos de 4 años a seis meses y 10 años.

Si usted, o alguien cercano, se ha visto involucrado en un delito de tráfico de drogas, es fundamental que cuente con el asesoramiento legal de un abogado penal especializado.

En Granda Abogados ponemos a su disposición a abogados penalistas en Madrid que podrán ofrecerle toda la asistencia legal que precise.