Tag Archives: Abogado penalista Madrid

Abogado penalista Madrid - Acoso escolar

Cómo actuar ante el acoso escolar o bullying

El acoso escolar o “bullying” se ha convertido por desgracia en un tema de actualidad debido a que cada vez aparecen más casos de niños que son acosados o incluso agredidos física y verbalmente por algunos compañeros. En muchas ocasiones este acoso se produce dentro del centro escolar.

Ante esta situación, muchos padres cuyos hijos están viviendo una situación de acoso, no saben de qué forma actuar para conseguir que dicha situación termine y cómo proteger a su hijo.

Conforme al ámbito estrictamente legal existen dos tipos de responsabilidades:  el punto de vista penal y desde el punto de vista civil.

  • La responsabilidad penal es únicamente aplicable a mayores de 14 años, ya que los menores de esta edad no pueden ser imputables penalmente. A efectos prácticos este significa que no son responsables legales de sus actos y en consecuencia no se les puede imponer ningún tipo de pena.
  • La responsabilidad civil sí es aplicable a cualquier persona. Si los acosadores no son mayores de edad, serán sus progenitores quiénes serán los responsables en lo relativo a las posibles indemnizaciones que se determine.

Si alguien de su entorno está sufriendo acoso escolar, desde nuestro despacho de abogados penalistas de Madrid le recomendamos que lleve a cabo las siguientes acciones:

  • El primer paso es comunicar la situación a los responsables del centro escolar con el fin de que tomen las medidas que sean necesarias para impedir que se reproduzca la situación.
  • En segundo lugar, le recomendamos que se pongan en contacto con un abogado penalista especializado en casos de bullying. Como abogados, podremos asesorarle durante todo el proceso y defender los derechos del menor con el fin de buscar la mejor solución y garantizar su bienestar.

Si es necesario además, también podremos representarle en un proceso judicial, cuando la situación así lo requiera.

Si necesita un abogado penalista en Madrid para una situación de acoso escolar, contacte con nosotros para obtener asesoramiento y ayuda inmediatos.

Abogado penal madrid - Delito de amenazas

Abogado penal Madrid – Delito de amenazas

El delito de amenazas viene tipificado en el Código penal y estas pueden calificarse en función de su grado de gravedad.

En primer lugar hay que aclarar qué se entiende por amenaza. Una amenaza es la comunicación de llevar a cabo una acción futura que cause un mal a una persona (la víctima) , sus familiares y cualesquiera otras personas con las que esté íntimamente relacionada.

El delito de amenazas leves se engloba, dentro del Código Penal en los delitos cometidos contra las personas.

Características del delito de amenazas

El autor del delito de amenazas manifiesta de forma externa su intención de causar un mal futuro, de tal modo que la víctima crea que la amenaza proferida es real.

Para que sea considerado un delito, no es necesario que esta amenaza llegue a materializarse. Basta con que la víctima crea que esta amenaza y la posibilidad de que se le cause un mal, es real.

Existen dos grados de clasificación, según la gravedad de las amenazas. Las amenazas por tanto pueden ser graves o leves.

¿Está sufriendo amenazas? Contacte ya con un abogado penalista en Madrid

AMENAZAS GRAVES

Si la amenaza es de carácter grave, estaremos ante un delito básico de amenazas.  Debido a su mayor gravedad, la pena correspondiente a este tipo de amenazas es mayor.

El Código Penal define este tipo de delito:

“El que amenazare a otro con causarle a él, a su familia o a otras personas con las que esté íntimamente vinculado un mal que constituya delitos de homicidio, lesiones, aborto, contra la libertad, torturas y contra la integridad moral, la libertad sexual, la intimidad, el honor, el patrimonio y el orden socioeconómico

Las penas correspondientes para el delito básico de amenazas son:

  • Prisión de uno a cinco años si esta amenaza viene acompañada del requerimiento de pagar una cantidad o estableciendo alguna condición y esta se hubiera llevado a cabo.

En caso de no haberse materializado la pretensión de quién amenaza, la prisión oscilará entre los seis meses y tres años.

Estas penas se aplicarán en su mitad superior si además las amenazas hubieran sido proferidas por escrito, telefónicamente o cualquier otro medio de comunicación.

  • Prisión de entre seis meses y dos años si la amenaza no viene condicionada a pagar una cantidad o llevar a cabo determinada acción.

AMENAZAS LEVES

Cuando la amenaza sea calificada como leve, la pena impuesta dependerá de si existe relación o no entre quién amenaza y su víctima:

Si la amenaza leve se realiza sobre esposa o su pareja (mujer) ligada sentimentalmente a él o bien a una persona especialmente vulnerable que conviva con él, la pena de prisión variará entre los seis meses y un año o bien se le condenará a trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a ochenta días.

Además, en cualquiera de los casos se le privará del derecho a la tenencia y porte de armas durante un periodo de entre uno a tres años.

Cuando la amenaza se realiza sobre descendientes, ascendientes, hermanos, menores o discapacitados que convivan con el agresor la pena de prisión oscilará entre los tres meses y un año o bien consistirá en trabajos para la comunidad con una duración que varía desde treinta y un días hasta los ochenta.

Además se le privará de su derecho a tenencia y portar armas durante un periodo de uno a tres años.

Si usted, o alguien de su entorno, está sufriendo amenazas, es importante que defienda sus derechos y ponga fin a la situación. Gracias al asesoramiento y apoyo de un abogado penalista en Madrid usted podrá conseguir que la situación finalice. Contacte ya con nosotros para recibir asesoramiento.

Abogado violencia de género Madrid

Pacto contra la Violencia de Género: cambios más importantes

El Pacto contra la Violencia de Género acordado con fecha de julio de 2017 ha sido posible gracias a la presión social por parte de la ciudadanía, deseosa de que existiera una regulación más precisa con respecto a esta lacra que afecta a toda la sociedad. Los cambios que se incluyen en dicho pacto son de gran importancia y cuenta además con un gran presupuesto para que sean de aplicación, en torno a los 1.000 millones de euros.

El Pacto contra la Violencia de Género pretende dar una solución global por lo que contiene medidas de todo tipo, a nivel judicial, sanitario, social y educativo. El objetivo es combatir la violencia de género de una forma integral.

En el documento podremos encontrar más de 200 medidas, de las que nos gustaría destacar la siguiente:

  • Se elimina la obligación de que la mujer víctima de violencia de género presente denuncia para poder obtener ayudas sociales y el servicio de acompañamiento.
  • La confesión por parte del maltratador ya no se considerará un atenuante desde el punto de vista penal, lo que implica que la pena impuesta será la misma, tanto si hay confesión como si no.
  • La custodia compartida no es posible cuando el padre haya sido condenado por un delito de violencia de género. Los jueces además podrán suspender el posible régimen de visitas a que tenía derecho previamente a cometer el delito. Los hijos menores asimismo no podrán visitar a su padre durante su estancia en la prisión.

Si usted o alguien de su entorno es víctima de violencia de género, como primer paso para acabar con dicha situación, debe dirigirse a las autoridades policiales con el fin de recibir protección e iniciar un proceso encaminado para proteger su integridad y la de sus seres queridos así como ofrecerle una salida en la que se sienta apoyada y protegida.

Como abogados penalistas, en Granda y Asociados estamos familiarizados con este tipo de situaciones y podremos ofrecerle además todo nuestro apoyo legal para acompañarle durante todos los pasos del proceso.

Si necesita un abogado penalista en Madrid, no dude en contactar con nosotros para recibir asesoramiento inmediato.

Abogado penal Madrid - Injurias y calumnias

Abogado penalista Madrid – Injurias y Calumnias

Granda & Asociados pone a su disposición a un abogado penalista en Madrid para defender su derecho al honor, si considera que este ha sido vulnerado.

Los delitos de injurias y calumnias tienden a confundirse, pero hay que tener claro que se trata de dos delitos diferentes, descritos por separado en el Código Penal.

Ambos delitos tienen en común que se engloban dentro de los denominados delitos contra el honor, recogidos en un mismo título de dicho Código.

El delito de injurias se define como “la acción o expresión que lesionan la dignidad de otra persona, menoscabando su fama o atentando contra su propia estimación. Solamente serán constitutivas de delito las injurias que, por su naturaleza, efectos y circunstancias, sean tenidas en el concepto público por graves”

 El delito de calumnias queda definido como “es calumnia la imputación de un delito hecha con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad”

Si leemos con atención ambas definiciones veremos que la principal diferencia entre ambos delitos es si existe la imputación de un delito. Cuando existe la imputación de un acto de carácter delictivo estaremos por tanto frente a una calumnia. En caso contrario nos encontraremos frente a una injuria.

¿Necesita un abogado penalista en Madrid? Contacte ahora con nosotros.

Las penas que corresponden a cada tipo de delito varían.

Por el delito de calumnias, la legislación española establece una pena de prisión que oscilará entre los seis  meses hasta los dos años o bien una multa de seis a doce meses. Cuando la calumnia se lleva a cabo con publicidad la multa oscilará entre los doce y veinticuatro meses.

Para el delito de injurias las penas establecidas en nuestra legislación son de tres a siete meses de multa o bien de seis a catorce meses si la injuria se ha realizado con publicidad y es calificada de grave.

Cuando se habla de publicidad en los delitos de injuria y calumnia tendremos en cuenta lo que se dice al respecto en el Código Penal: “se propaguen por medio de la imprenta, la radiodifusión o por cualquier otro medio de eficacia semejante”.

Además, cuando una injuria o calumnia es cometida a través de uno de estos medios, la persona física o jurídica propietaria del medio, será a su vez responsable civil subsidiaria de dicho delito.

Todos los ciudadanos tienen derecho al honor y por tanto cualquier declaración que menoscabe el mismo puede ser susceptible de ser considerada un delito. Si usted cree que su honor se ha visto perjudicado, puede defender sus derechos por la vía judicial. Para ello, en nuestro despacho tendrá a su disposición a un abogado penalista en Madrid que se encargará de ofrecerle la mejor defensa legal.

Abogado penal Madrid: violencia de género

Abogados penalistas Madrid: Delito de violencia de género

Si usted, o alguien de su entorno cercano, es, o cree que puede ser víctima de un delito de violencia de género, desde Granda & Asociados le recomendamos encarecidamente que se ponga en manos de la autoridades pertinentes para acabar cuanto antes con la situación

El delito de violencia de género viene específicamente regulado en el Código penal español, el cual, tras su reforma en 2015, otorga un mayor nivel de protección para las víctimas del mismo.

¿Qué se considera violencia de género?

El delito de violencia de género se produce cuando existe violencia, sea física o verbal de forma habitual, así como amenazas, coacciones, privación de libertad… y sobre unos sujetos determinados por la Ley.

En concreto, debemos tener presente la definición que sobre encontramos en la Ley de medida de protección integral contra la Violencia de Género de 2004:  “como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre éstas por parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aún sin convivencia”.

Además, tras la reforma del Código Penal del año 2015 se incluye como agravante la razón de género.

Por tanto, debemos tener presente que para que concurra el delito de violencia de género, el sujeto pasivo, es decir, la víctima, debe ser una mujer, y su agresor, un hombre.

Esta es una de las principales diferencias de, por ejemplo, la violencia doméstica en el entorno familiar, que puede ir dirigida hacia cualquier miembro del núcleo familiar con el que se conviva: padres, hermanos, hijos…

La violencia de género es un delito grave. Si se ve involucrado/a en un proceso penal relacionado con un delito de violencia de género, contacte con nosotros para recibir toda la asistencia legal que necesita por parte de un abogado penal Madrid.

Granda & Asociados es un despacho de abogados especializados en Derecho Penal, que asumen la defensa en todo tipo de delitos de índole penal, como la violencia de género.

Consulte con nosotros si necesita más asesoramiento si necesita un abogado penal en Madrid.

Abogado penal madrid: drogas y estupefacientes

Abogado penal Madrid: ¿Qué sustancias se consideran drogas ilegales?

Nuestro Código Penal contempla de forma clara el delito de tráfico de drogas en su articulado, pero es necesario definir qué se considera exactamente como una droga tóxica, estupefaciente o sustancia psicotrópica.

Para hacerlo, en primer lugar tendremos que tener en cuenta la definición realizada por la Organización Mundial de la Salud que considera droga a “cualquier sustancia terapéutica o no, que introducida en el organismo por cualquier mecanismo (ingestión, inhalación, administración intramuscular o intravenosa, etc.) es capaz de actuar sobre el sistema nervioso central del consumidor provocando un cambio en su comportamiento, ya sea una alteración física o intelectual, una experimentación de nuevas sensaciones o una modificación de su estado psíquico.”

Además, encontramos una serie de características comunes en todo tipo de drogas:

  • Dependencia psíquica: necesidad imperiosa de seguir consumiendo la sustancia.
  • Nivel de tolerancia: deseo de aumentar la dosis progresivamente para conseguir los mismos resultados.
  • Dependencia física: el organismo depende de dicha sustancia para evitar el síndrome de abstinencia.

En nuestra legislación se ha limitado la definición a las drogas que se consideren ilegales dejando de lado otro tipo de sustancias que podrían considerarse como drogas pero cuya aceptación es generalizada, como el caso del alcohol.

Por ello, para contar con una lista clara de sustancias que puedan considerarse drogas ilegales, deberemos tener en cuenta los listados internacionales así como las normas administrativas y sanitarias de carácter interno españolas.

Ejemplos de drogas ilegales:

  • Cannabis
  • Opio
  • Coca
  • Heroína
  • Metadona
  • Morfina

Respecto a los estupefacientes y las sustancias psicotrópicas, deberemos tener en cuenta lo señalado en la Convención Única de 1961 sobre Estupefacientes y el Convenio sobre sustancias psicotrópicas de 1971 respectivamente.

Los delitos de drogas conllevan una serie de penas de más o menos gravedad. Si se ha visto involucrado en este tipo de delito ponemos a su disposición un abogado penal en Madrid para asumir la defensa de su caso.

Contacte con nosotros para más información.

 

Asistencia al detenido en Madrid

Asistencia al detenido en Madrid

La asistencia al detenido es uno de los servicios más demandado a los abogados penalistas ya que en este tipo de situaciones es fundamental obtener una asistencia legal rápida y eficaz. Granda Abogados Penalistas Madrid le ofrece su servicio de Asistencia al detenido.

La asistencia al detenido por parte de su abogado se realiza directamente en las dependencias policiales y judiciales, y, gracias a ella, se puede garantizar que todas las diligencias que se lleven a cabo desde el mismo momento de la detención hasta las siguientes, se hagan respetando la legislación vigente, algo que se encargará de supervisar un abogado penal experto.

Granda Abogados Penalistas en Madrid pueden ofrecerle asistencia al detenido garantizando así que se acuda con diligencia donde nuestro cliente nos demande en defensa de sus intereses.

Tras la modificación del Código Penal del año 2015 se produjeron una serie de cambios en el articulado que buscaban otorgar aún mayores garantías legales a los detenidos, de forma que se facilitase la asistencia al detenido en todas las fases.

Entre otras modificaciones destacamos aquella que permite que el detenido pueda reunirse con su letrado directamente en las dependencias de la Policía o Guardia Civil donde se encuentre. Si se daba el supuesto de que el abogado penalista no podía desplazarse rápidamente hasta las mismas, se le deben facilitar los medios para que detenido y abogado se entrevisten aunque sea a distancia.

DERECHOS DE LOS DETENIDOS

Los detenidos cuentan con una serie de derechos que desde Granda Abogados Penalistas Madrid creemos es importante conocer:

  • Derecho a ser informado por escrito y en un lenguaje sencillo y comprensible acerca de las causas que motivaron su detención y qué delitos se le atribuyen.
  • Derecho a guardar silencio y contestar solo a las preguntas que desee
  • Derecho a no declararse culpable y a no declarar contra si mismo.
  • Derecho a designar libremente al abogado que le vaya a representar y que este le asista tanto presencialmente como a distancia, si no puede trasladarse en un plazo corto de tiempo.
  • Derecho a comunicarse con un familiar o persona de confianza para informarle de su situación de detención así como su ubicación exacta.

Si usted o una persona cercana ha sido detenida, es muy importante contar con asesoramiento legal inmediato que garantice el respeto de todos los derechos que asisten al detenido así como la defensa de sus intereses.

Nuestros abogados penalistas de Madrid podrán asistirle de forma inmediata y ofrecerle el mejor servicio de defensa legal, haciéndonos cargo de su caso desde el principio y acompañándole durante todo el proceso.

 

Abogados penalistas de Madrid para delito de lesiones

Abogado penalista Madrid: El delito de lesiones y sus penas

Desde nuestro despacho de Granda, abogados penalistas Madrid le explicamos qué es el delito de lesiones y sus consecuencias penales.

El Código Penal español define el delito de lesiones como aquel en el que se “atenta contra la integridad física o mental de una persona provocándole un daño. El daño provocado tendrá diferente grado de gravedad lo que se tendrá en cuenta a la hora de establecer una pena.

Los grados y tipos de lesión, así como las penas que se impondrán por la comisión de este delito vienen especificados en el Código Penal.
Con la modificación de este código en el año 2015 se introdujeron varios cambios que afectaban al tratamiento que se le da a este tipo de delitos.

En el Código Penal se hace una diferenciación entre lesiones:

Lesiones leves: Se trata de aquellas que requieren de una “primera asistencia facultativa”. La pena establecida para las lesiones de carácter leve es de una multa de entre uno a tres meses de duración.
Si, como consecuencia de este delito, no se produce una lesión, la legislación igualmente penaliza el mismo con una multa que oscilará entre el mes y los dos meses.

Para que se inicie un proceso judicial para los delitos de lesiones leves es imprescindible que la víctima, de forma personal, o bien a través de un abogado penalista en representación de ella, presente la correspondiente denuncia.

Lesiones graves: Se considera a aquellas que precisan de un “tratamiento médico o quirúrgico”. Puesto que se trata de daños que entrañan más gravedad, las penas asociadas son mayores, incluyendo las de prisión en algunos casos. La pena de multa oscilaría entre los seis y los doce meses mientras que una pena de prisión sería como mínimo de tres meses hasta un máximo de tres años.

Las penas interpuestas por la comisión de un delito de lesiones pueden verse incrementadas si además existe algún tipo de agravante.
Los agravantes son aquellas circunstancias que se producen en la comisión del delito y que se considera que aumentan la gravedad del mismo. Para que sean considerados como tales, deben estar específicamente tipificados en la ley:

De esta forma, según el Código Penal, se considerarán agravantes de delitos:

  • El uso de “armas, instrumentos, objetos, medios, métodos o formas concretamente peligrosas para la vida o salud, física o psíquica, del lesionado
  • La alevosía o el ensañamiento en la comisión del delito.
  • Que la víctima sea un menor de 12 años o una persona especialmente vulnerable (discapacitado etc.). También si la víctima, especialmente vulnerable, convive con el agresor
  • Cuando entre el agresor y la víctima existiera o hubiera existido una relación de afectividad

Existen casos específicos para los que, debido a su especial gravedad, el Código Penal establece penas más elevadas para los delitos de lesiones

Cuando, como consecuencia de la lesión, se haya provocado la pérdida o inutilidad de un miembro del cuerpo o un órgano, siempre y cuando no estén considerados como principales, de tres a seis años de prisión.

En aquellos casos en los que el daño haya provocado la pérdida o inutilidad de un órgano o miembro principal o bien se haya provocado esterilidad, impotencia, una deformidad grave, mutilación genital o una enfermedad de carácter mental las penas oscilarán entre los seis y los doce años de prisión.

Si además el delito se ha cometido sobre un menor o un discapacitado con especial protección, sumado a la pena de prisión se unirá la inhabilitación para ejercer la patria potestad, curatela, tutela o acogimiento durante un periodo que comprenderá entre los cuatro y los diez años.

Lesiones por imprudencia

Las lesiones por imprudencia son aquellas que no se han cometido a través de un acto voluntario que tuviera como objetivo provocar el daño. En estos casos, puesto que no había intencionalidad para cometerlas, el Código Penal establece una pena menor que oscilará entre los tres y doce meses de multa y/o una pena de prisión de entre uno y cuatro años.

La defensa ante un proceso judicial por delito de lesiones requiere que sea llevada a cabo por abogados penalistas especializados. Nuestro bufete está compuesto por abogados especialistas en Derecho Penal que podrán ayudarle con su caso. No dude en llamarnos.

Delito de hurto en Madrid

Qué es un delito de hurto

El delito de hurto es un tipo de delito incluido en los llamados “Delitos contra el patrimonio” y está tipificado como tal en el Código Penal español. La pena que conlleva este tipo de delito puede llegar hasta los 3 años.

 

¿Qué diferencia existe entre el robo y el hurto?

El delito de robo implica que se utilice o bien la fuerza en las cosas para acceder o abandonar el lugar del que se sustrae el bien o que se utilice fuerza o intimidación sobre las personas para realizar el robo.

El delito de hurto solo es la sustracción de un bien sin emplear para ello ningún tipo de fuerza o intimidación

¿Cómo se clasifican los delitos de hurto?

En función del valor del bien sustraído se clasifica en delito leve de hurto o delito de hurto. Si el valor de lo sustraído no alcanza los 400 euros, estaremos ante un caso de delito leve de hurto. Sin embargo, si este importe supera los 400 euros, nos encontraremos ante un caso de delito de hurto.

Delito de hurto

Se considera delito de hurto cuando la persona sustrae, sin consentimiento del propietario  legítimo, un bien cuyo valor supera los 400 euros. Este tipo de delitos, según el Código Penal se castigan con una pena de cárcel que oscilará entre los 6 y 18 meses de prisión.

Además, el Código Penal señala algunas causas que pueden considerarse agravantes, lo que implica que la pena puede verse aumentada si concurre alguna de dichas causas.

Posibles agravantes del delito de hurto

  • Sustraer bienes con valor artístico, histórico, cultural o científico.
  • Sustraer bienes de primera necesidad, y como consecuencia de la sustracción se cause una situación de desabastecimiento.
  • Sustraer de conducciones, cableados, equipos o piezas pertenecientes a infraestructuras de suministro eléctrico, de hidrocarburos o de los servicios de telecomunicaciones, o de otras componentes destinados a la prestación de servicios de interés general, causando un perjuicio en los mismos.
  • Sustraer productos agrarios o ganaderos, o los instrumentos o medios que se utilizan para su explotación, siempre que el delito cause un perjuicio grave a las infraestructuras agrarias o ganaderas.
  • Cuando a consecuencia de la sustracción se creen situaciones de especial gravedad, o se produjeran perjuicios de especial consideración.
  • Cuando se ponga a la víctima o a su familia en grave situación económica o se haya realizado abusando de sus circunstancias personales o de su situación de desamparo, o aprovechando la producción de un accidente o la existencia de un riesgo o peligro general para la comunidad que haya debilitado la defensa del ofendido o facilitado la comisión impune del delito.
  • Cuando el condenado hubiera sido condenado previamente por al menos tres delitos de los comprendidos en el mismo Titulo del Código Penal, siempre que sean de la misma naturaleza. No se tendrán en cuenta antecedentes cancelados.
  • Cuando para cometer el delito de hurto se utilice a menores de dieciséis años.
  • Cuando el culpable sea miembro de una organización o grupo criminal que se dedicare a la comisión de delitos comprendidos en el mismo Título del Código Penal, siempre que sean de la misma naturaleza.

Delito leve de hurto

Se considerará delito leve de hurto cuando la persona sustraiga un bien, sin el consentimiento de tu legítimo propietario, cuyo valor no supere los 400 euros.

El castigo para este tipo de delito será una pena que oscilará entre el mes y tres meses de multa.

Si se enfrenta a una acusación por delito de hurto le aconsejamos que se ponga cuanto antes en manos de un abogado penalista que pueda asesorarle y proporcionarle la mejor defensa legal.  Nuestros abogados de Madrid están especializados en Derecho Penal y capacitados para proporcionarle la mejor defensa posible. No dude en contactar con nosotros y comentarnos su caso.

Abogado de hurtos en Madrid

Delito de hurto en Madrid

Nuestro bufete de abogados penalistas de Madrid le asistirá en la defensa de sus intereses ante delitos de hurto.

Según el Código Penal se considera hurto cuando una persona, con ánimo de lucro se apodera de algún objeto tangible sin voluntad del dueño del bien.

El delito de hurto se considera un delito contra el patrimonio y orden socioeconómico y conlleva una pena de prisión que puede rondar entre los seis a dieciocho meses, siempre que la cuantía de lo apropiado exceda de 400 euros.

En los casos en los que la cuantía es inferior se establecería una multa de entre 1 y 3 meses.  Hay que añadir que las penas se impondrán en su mitad superior si para realizar el hurto se hubiera inutilizado cualquier dispositivo de alarma y/o seguridad.

La reciente reforma del Código Penal ha supuesto que se produzcan algunos cambios con respecto a la regulación anterior. En concreto:

La falta de hurto desaparece, considerándose ahora un delito leve de hurto. Esto implica que ahora quedarán registrados los antecedentes penales al tratarse de un delito.

Además, los supuestos por los que se convierte en agravado este delito han aumentado de 5 a 9.  De esta forma ahora mismo se incluyen como novedad el hurto de conducciones, cableado, infraestructuras de hidrocarburos o telecomunicaciones, así como productos agrarios  o ganaderos.

De la misma forma se considerará agravante utilizar a menores de 16 años para la comisión del hurto o ser reincidente, es decir, haber sido ya condenado 3 veces por el mismo tipo de delito.

Hay que destacar que si se es condenado con alguno de estos agravantes la pena se amplia considerablemente, pudiendo ser la condena de uno a tres años de prisión.

En Granda Abogados Penalistas de Madrid estamos especializados en este tipo de delitos por lo que si desea una defensa eficaz o bien que actuemos como acusación partícular puede contactar con nosotros para que le asesoremos durante todo el proceso legal.

 

1 2