Abogado penal Madrid - Delito de acoso

Abogado penal Madrid – Delito de acoso

El delito de acoso, o también conocido como delito de “stalking” es un nuevo tipo de delito introducido a partir de la reforma del Código Penal del año 2015.

Este delito se tipifica por primera vez en el artículo 172 más concretamente, dentro de los delitos denominados contra la libertad.

Con la introducción de este nuevo tipo de delito se pretende dar respuesta a aquellas situaciones que, sin ser de extrema gravedad, y por tanto no poder ser calificadas de coacciones o amenazas, si que causaban un quebranto a la víctima, coartando su libertad de actuación y socavando su sensación de seguridad.

El acoso coarta la libertad de actuación de la víctima, pudiendo incluso limitar sus movimientos y actuaciones e infundiéndole sentimientos de temor y angustia

¿Qué se considera delito de acoso?

Las conductas tipificadas como de acoso son las siguientes:

El que acose a una persona llevando a cabo de forma insistente y reiterada, y sin estar legítimamente autorizado, alguna de las conductas siguientes y, de este modo, altere gravemente el desarrollo de su vida cotidiana:

  1. La vigile, la persiga o busque su cercanía física.
  2. Establezca o intente establecer contacto con ella a través de cualquier medio de comunicación, o por medio de terceras personas.
  3. Mediante el uso indebido de sus datos personales, adquiera productos o mercancías, o contrate servicios, o haga que terceras personas se pongan en contacto con ella
  4. Atente contra su libertad o contra su patrimonio, o contra la libertad o patrimonio de otra persona próxima a ella.

Penas por el delito de acoso

Conforme al Código Penal, las penas contempladas para el culpable de un delito de acoso podrán ser de prisión de entre tres meses y dos años o bien una multa de seis a veinticuatro meses. La pena impuesta será de prisión o de multa, pero en ningún caso las dos a la vez.

Cuando la víctima del acoso sea una persona vulnerable bien por ser menor, por encontrarse enferma o una situación equivalente, la pena interpuesta será de prisión de entre seis meses a dos años.

Si la víctima es o ha sido cónyuge o pareja sentimental o bien un descendiente, ascendiente, hermanos propios o de su pareja, la pena impuesta será de prisión de uno a dos años o bien trabajos en beneficio de la comunidad de sesenta a ciento veinte días.

Si usted se siente acosado/a o alguien de su entorno lo está, es necesario que interponga una denuncia para acabar con esta incómoda situación lo antes posible.

Si necesita un abogado penalista en Madrid para llevar a cabo todos los trámites necesarios y obtener asesoramiento legal inmediato, contacte ya con nuestro despacho de abogados para obtener ya la asistencia que necesita.

Abogado penal madrid - Delito de amenazas

Abogado penal Madrid – Delito de amenazas

El delito de amenazas viene tipificado en el Código penal y estas pueden calificarse en función de su grado de gravedad.

En primer lugar hay que aclarar qué se entiende por amenaza. Una amenaza es la comunicación de llevar a cabo una acción futura que cause un mal a una persona (la víctima) , sus familiares y cualesquiera otras personas con las que esté íntimamente relacionada.

El delito de amenazas leves se engloba, dentro del Código Penal en los delitos cometidos contra las personas.

Características del delito de amenazas

El autor del delito de amenazas manifiesta de forma externa su intención de causar un mal futuro, de tal modo que la víctima crea que la amenaza proferida es real.

Para que sea considerado un delito, no es necesario que esta amenaza llegue a materializarse. Basta con que la víctima crea que esta amenaza y la posibilidad de que se le cause un mal, es real.

Existen dos grados de clasificación, según la gravedad de las amenazas. Las amenazas por tanto pueden ser graves o leves.

¿Está sufriendo amenazas? Contacte ya con un abogado penalista en Madrid

AMENAZAS GRAVES

Si la amenaza es de carácter grave, estaremos ante un delito básico de amenazas.  Debido a su mayor gravedad, la pena correspondiente a este tipo de amenazas es mayor.

El Código Penal define este tipo de delito:

“El que amenazare a otro con causarle a él, a su familia o a otras personas con las que esté íntimamente vinculado un mal que constituya delitos de homicidio, lesiones, aborto, contra la libertad, torturas y contra la integridad moral, la libertad sexual, la intimidad, el honor, el patrimonio y el orden socioeconómico

Las penas correspondientes para el delito básico de amenazas son:

  • Prisión de uno a cinco años si esta amenaza viene acompañada del requerimiento de pagar una cantidad o estableciendo alguna condición y esta se hubiera llevado a cabo.

En caso de no haberse materializado la pretensión de quién amenaza, la prisión oscilará entre los seis meses y tres años.

Estas penas se aplicarán en su mitad superior si además las amenazas hubieran sido proferidas por escrito, telefónicamente o cualquier otro medio de comunicación.

  • Prisión de entre seis meses y dos años si la amenaza no viene condicionada a pagar una cantidad o llevar a cabo determinada acción.

AMENAZAS LEVES

Cuando la amenaza sea calificada como leve, la pena impuesta dependerá de si existe relación o no entre quién amenaza y su víctima:

Si la amenaza leve se realiza sobre esposa o su pareja (mujer) ligada sentimentalmente a él o bien a una persona especialmente vulnerable que conviva con él, la pena de prisión variará entre los seis meses y un año o bien se le condenará a trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a ochenta días.

Además, en cualquiera de los casos se le privará del derecho a la tenencia y porte de armas durante un periodo de entre uno a tres años.

Cuando la amenaza se realiza sobre descendientes, ascendientes, hermanos, menores o discapacitados que convivan con el agresor la pena de prisión oscilará entre los tres meses y un año o bien consistirá en trabajos para la comunidad con una duración que varía desde treinta y un días hasta los ochenta.

Además se le privará de su derecho a tenencia y portar armas durante un periodo de uno a tres años.

Si usted, o alguien de su entorno, está sufriendo amenazas, es importante que defienda sus derechos y ponga fin a la situación. Gracias al asesoramiento y apoyo de un abogado penalista en Madrid usted podrá conseguir que la situación finalice. Contacte ya con nosotros para recibir asesoramiento.

Abogado penalista en Madrid

¿Necesita un abogado penalista en Madrid?

Si necesita un abogado penalista en Madrid, en Granda & Asociados encontrará a letrados especializados en Derecho Penal y con los procesos judiciales relacionados con la comisión de todo tipo de delitos.

El proceso penal por vía judicial es uno de los más complejos, y por ello, y debido a las graves implicaciones que puede tener verse involucrado en este tipo de procesos, es necesario seleccionar a un abogado penalista que cuente con la experiencia y recursos suficientes que pueda defender sus derechos y ofrecerle la mejor defensa legal posible.

Un abogado penalista es aquel que actúa en representación de un imputado o denunciante ante la jurisdicción penal, es decir, puede ejercer tanto la defensa como la acusación particular en este tipo de procesos.

Su principal trabajo consistirá en elaborar la mejor estrategia posible de defensa o acusación con el objetivo de que los jueces emitan una sentencia favorable a los intereses de su representado.

Para llevar a cabo su labor ante los tribunales deberá presentar una argumentación con base jurídica así como todas las pruebas y testimonios que apoyen su línea de argumentación.

Las pruebas que pueden presentarse como apoyo a su línea de argumentación pueden ser de muy distinta naturaleza: documentación privada y de carácter público, testificales, dictámenes médicos, auditorías, exámenes psicológicos…

Será labor por tanto del abogado penalista recabar y seleccionar todas aquellas pruebas necesarias para construir su caso.

Desde nuestro bufete ponemos a su disposición un abogado penalista en Madrid con la suficiente experiencia procesal para saber de qué forma plantear cada caso para tener las máximas probabilidades de éxito.

Debido a las implicaciones de un proceso penal, somos conscientes de que cada uno de nuestros clientes merece el mejor asesoramiento y trabajo legal posible.

Estos son algunos de los asuntos en los que un abogado penalista puede ayudarle:

  • Delitos contra el patrimonio como hurtos o robos
  • Delitos de estafa
  • Delitos de fraude
  • Delitos contra la Salud pública: tráfico de drogas
  • Delitos de amenazas. Estamos especializados además en delito de amenazas a través de Whatsapp.
  • Asistencia al detenido

Y un largo etc.

¿Necesita un abogado penalista en Madrid? Contacte ahora con Granda & Asociados, abogados penalistas de Madrid para obtener asesoramiento legal inmediato.

 

Abogado amenazas Whatsapp

Delito de amenazas por Whatsapp en Madrid

Desde nuestro bufete de abogados penalistas de Madrid defendemos aquellos delitos considerados de carácter leve como es el delito de amenazas a través de Whatsapp.

 

Whatsapp es una aplicación de mensajería de texto cuyo uso está extendido entre la población desde hace pocos años. Con el uso de las nuevas tecnologías se abren nuevas vías para cometer delitos como, en este caso, el de amenazas.  El hecho de amenazar a través de un medio electrónico no significa que no sea igualmente punible por la ley. Por eso, cualquier persona que se considere amenazada a través de este medio puede poner en marcha la maquinaria legal para defender aquellos derechos que cree han sido vulnerados.

El delito de amenazas a través de Whatsapp es considerado un delito de carácter leve según el Código Penal, concretamente en su artículo 171.1 de reciente redacción. Esta consideración es aplicable a todos aquellos casos salvo en casos específicos de violencia de género, amenaza de difusión de datos privados a cambio de alguna cantidad etc.  Salvo en estos casos especificados, es necesario que la persona agraviada curse la correspondiente denuncia.

Las penas para este tipo de delitos oscilan de un mes a tres meses de condena. En casos más graves en los que ya hablaríamos de otras medidas como las de localización del condenado, alejamiento de la víctima etc.

Aún tratándose de un delito leve en muchos casos es importante contar con una representación legal formada por letrados expertos en delitos penales que garantice la defensa de los derechos del cliente, sea este como parte de la defensa o la acusación.

En Granda Bufete de Abogados Penales estamos familiarizados con este tipo de delitos tanto desde el punto de vista de la defensa como el de la acusación por lo que si tiene alguna duda al respecto puede contactar con nosotros para obtener asesoramiento legal especializado.