Abogado abusos sexuales en Madrid

Abogado abusos sexuales Madrid

Una difícil situación a superar con menores afectados.

El primer paso es denunciar. Llevar al menor o menores a un centro de salud u hospital para que les haga un examen médico exhaustivo. El informe médico se lo darán al padre o la madre que acompañe al menor y otro se enviará por el Hospital directamente al Juzgado y dará comienzo el procedimiento.

Deben guardarse prendas de ropa del menor, ropa de cama o casa, objetos que puedan ser una prueba u obtenerse de ello y ponerlo en conocimiento de la policía.

Es muy importante comenzar el menor afectado una terapia psicológica que durante todo el procedimiento y posteriormente le ayudará a superar lo sucedido.

Durante la fase de instrucción tanto la defensa, el fiscal como la acusación particular presentarán pruebas de su interés para la resolución del caso. Puede durar años esta fase que finalizará bien con un auto de sobreseimiento por lo que el caso se archivará o con el Auto de apertura de juicio oral y el escrito de calificación del Ministerio Fiscal, el escrito de acusación que realizará el abogado de la víctima o abogado del menor del que presuntamente se ha abusado o agredido sexualmente. En este escrito se describen los hechos, se solicitan las pruebas de las que se van a valer en juicio y se solicita la pena y la indemnización por los daños producido al menor o a la menor.

El abogado defensor presentará su escrito de defensa y posteriormente se notificará a las partes la fecha de juicio oral.

El testimonio verosímil de la víctima es suficiente para condenar, pero es conveniente tener otras pruebas para asegurar esa condena y que no nos sorprenda un sobreseimiento, por lo que desde el inicio debemos contar con la ayuda de un buen abogado penalista que nos oriente y nos guíe los pasos, ocupándose de todo el tema jurídico dirigiendo el caso.

Contemplado por los artículos 181 y siguientes del Código Penal, el abuso sexual se define como una conducta que atenta contra la libertad y la indemnidad sexuales de una persona, sin que medie consentimiento. Cabe mencionar que el abuso sexual se diferencia de la agresión sexual, en el sentido que no se usa violencia o intimidación para su comisión.

El abuso sexual puede producirse en varios ámbitos, tales como el trabajo o la familia, donde la promiscuidad, y las relaciones de jerarquía o superioridad rinden su comisión más probable.

La relación de parentesco (natural, adoptiva o afines) constituye un agravante, según el artículo 193, apartado 4.d, del Código penal, que se podrá ver castigado con una pena de prisión de cuatro a seis años en el caso de un abuso sexual a un menor de dieciséis años (actos de carácter sexual sin acceso carnal o introducción de miembros corporales u objetos). La pena podrá llegar a ser de diez a doce años cuando la conducta consiste en el acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal, o en la introducción de miembros corporales u objetos por alguna de las dos primeras vías, sobre un menor de dieciséis años.

Según el Consejo de Europa, el 85% de los casos de abusos sexuales sufridos por niños europeos se producen dentro del ámbito intrafamiliar, y la mayoría de ellos no son denunciados nunca. Sin embargo, cuando lo son, el núcleo familiar se ve confrontado a una tormenta, y se necesitan profesionales experimentados para acompañarles, que sean autores o víctimas.

Normalmente, se solicita por el abogado o abogada penalista de la menor o del menor una prueba preconstituida que consiste en la declaración judicial mediante videoconferencia consistiendo en una entrevista con una psicóloga especialista que es grabada y que evitará su asistencia a juicio con el trauma consiguiente que podría originar.

Después de la celebración de juicio y al obtener sentencia se puede presentar Recurso ante la Audiencia Provincial.

Confíen en nosotros para llevar su caso con la mayor profesionalidad. En caso de urgencia, pueden contactar el 609096503, y preguntar por un abogado especialista EN ABUSOS SEXUALES EN MADRID.

Abogado de menores en Madrid

Abogado de menores en Madrid: medidas impuestas

Desde nuestro despacho de abogados penales en Madrid ponemos a disposición de nuestros clientes a un abogado de menores que podrá representar y defender a este ante cualquier proceso judicial.

Conforme a la legislación española, los menores de 14 años no pueden ser imputados por delitos de índole penal.

Si se diera el caso, se aplicará lo dispuesto en las normas sobre protección de menores del Código Civil.

A partir de los 14 años y hasta los 17 los menores podrán ser imputables por cometer hechos delictivos.

La Ley Orgánica 5/2000 regula específicamente la responsabilidad de dichos menores.

Existen una serie de medidas que pueden ser impuestas a los menores que cometen un delito de edades comprendidas entre los 14 y los 17 años, que son:

  • Internamiento en régimen  cerrado, semiabierto o abierto. En este tipo de internados se llevan a cabo distintas actividades encaminadas a la rehabilitación del menor y su reinserción en la sociedad: formación, educación, actividades laborales…
  • Internamiento terapéutico, también en régimen cerrado, semiabierto o abierto. Se trata de internamientos en los que las actividades tienen como objetivo la atención especializada y seguimiento de los tratamientos para aquellos menores que sufran algún tipo de alteración psíquica o bien una dependencia de cualquier sustancia como drogas o alcohol.
  • El tratamiento para este tipo de alteraciones o dependencias también puede realizarse, si así se decide en tratamiento ambulatorio.
  • Asistencia a centros de día aunque la pernoctación se realizará en el domicilio habitual. En estos centros se realizarán diferentes sesiones formativas de distinta índole.
  • Estancias de fin de semana, bien en su domicilio o en un centro. En el segundo caso la estancia continuada será de cómo máximo 36 horas.
  • Libertad vigilada consistente en el seguimiento de la actividad diaria del menor con el fin de controlar que asiste al centro educativo etc.
  • Prohibición de acercarse o establecer algún tipo de comunicación con la víctima del delito o sus familiares.
  • Con el fin de orientar al menor y favorecer su reinserción en la sociedad, el Juez puede establecer la obligatoriedad para el menor de convivir con otra persona distinta de la habitual, o bien una familia o grupo educativo de forma temporal.
  • Realización de trabajos en beneficio de la comunidad o trabajos de carácter socio educativo con los que se persigue la reinserción y desarrollo del menor en la vida social.
  • Amonestación por parte del Juez de Menores al Juez con el fin de instarle a no cometer actos delictivos en el futuro.
  • Privación de permisos de conducir de ciclomotores o vehículos así como la licencia de caza.

Nuestros abogados de menores de Madrid defenderán los intereses del menor con el objetivo de conseguir el mejor acuerdo para él.

Aunque el menor cumpla la mayoría de edad cuando esté cumpliendo por ejemplo una condena de internamiento, esta medida continuará hasta que se estimen que se han cumplido los objetivos deseados

Aún así, el Juez de Menores, una vez escuchado el Ministerio Fiscal, el abogado del menor, y el equipo técnico de la entidad pública encargada de su reinserción, puede determinar que el resto de la condena se lleve a cabo en un centro penitenciario.

Granda & Asociados ponen a su disposición a un abogado de menores en Madrid para la defensa de su caso y para encontrar la mejor solución en defensa de sus intereses.